La mayoría de comunidades se quedan sin margen para incrementar la vacunación

Tres autonomías, entre ellas Galicia, han gastado más del 80 % y Valencia más del 90

Vacunación del personal de primaria en el centro de salud de Monforte
Vacunación del personal de primaria en el centro de salud de Monforte

Esperar la llegada de más dosis el lunes. Es lo que les queda a la mayoría de las comunidades autónomas para seguir incrementando sus ritmos de vacunación, porque buena parte de ellas han agotado ya una parte sustancial de las que tenían disponibles que a duras penas les alcanzan para cubrir las residencias de mayores con la primera dosis y empezar a inmunizar al personal sanitario.

De media, en el conjunto de España se han administrado el 67,5 % de las vacunas recibidas. Son 768.950 de 1.139.400, prácticamente todas del preparado de Pfizer/BioNTech, porque aunque se han distribuido 35.700 de la farmacéutica estadounidense Moderna, únicamente van aplicadas 417. Cuadriplican las del día anterior pero no deja de ser una cifra testimonial.

Pero hay autonomías, como la Comunidad Valenciana, que ha gastado el 92,1 % de los viales recibidos, con lo que le quedan apenas 8.000 dosis hasta que el lunes llegue la nueva partida de Pfizer. Algo menos van empleadas en Galicia (86 %), Asturias (85,3 %) y Cantabria (80,4), por lo que el margen que les queda es igualmente estrecho. Y tampoco hay mucha más holgura en la mayoría del resto.

Únicamente el País Vasco sigue por debajo del 50 % de dosis administradas, pero porque la comunidad ha adoptado la estrategia, defendida por algunos expertos, de guardar la mitad de todo lo que llega para garantizar, sí o sí, la aplicación de la segunda dosis a los mismos usuarios. A partir de ahí las siguientes con menos ritmo de administración son Navarra, con el 51,1 % y Madrid, donde la presidenta Isabel Díaz Ayuso dijo aún hoy en Twitter: «aceleramos la vacunación», pero lo cierto es que sigue en el 51,2 % a la cola de toda España.

A partir de ahí la casuística es variada porque Cantabria, por ejemplo, aunque ha pasado de los últimos puestos a ser de las comunidades que más vacuna, apenas le ha inyectado la primera dosis a la mitad de los residentes en centros de mayores. De hecho, ante la falta de preparación de esa parte del plan ha decidido inocularle el producto a muchos más trabajadores sanitarios. Y la ciudad autónoma de Melilla aparece en el registro de Sanidad con un 102,1 % de las dosis empleadas. Recibió 1.205 y ha puesto 1.230 vacunas sin una explicación concreta por parte del ministerio, aunque todo apunta a que esa diferencia obedece a la estrategia, recomendada por los organismos internacionales, de extraer en caso de que sea posible seis dosis de cada envase de Pfizer que, en principio, venían pensados para que se obtuviesen cinco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La mayoría de comunidades se quedan sin margen para incrementar la vacunación