La inmunidad en España tardaría más de siete años a este ritmo de vacunación

Juan Ventura Lado Alvela
j. v. lado REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Una enfermera del Hospital San Pau de Barcelona prepara una vacuna de Pfizer
Una enfermera del Hospital San Pau de Barcelona prepara una vacuna de Pfizer Marta Pérez

La campaña «no se notará en los contagios hasta finales de febrero o marzo»

12 ene 2021 . Actualizado a las 22:00 h.

España ha administrado en estas dos semanas que van de campaña de vacunación contra el covid 406.091 dosis del preparado de Pfizer, que es el único disponible a la espera de que empiecen a llegar los viales de Moderna en los próximos días. Esto son, de media, unas 25.000 diarias, con lo que, si el ritmo no se incrementa, y además de manera exponencial, harían falta nada menos que 2.610 días, o sea 7 años y 2 meses, para vacunar al 70 % de los algo más de 47 millones de habitantes que tiene el país. Un objetivo que el Gobierno se ha fijado para finales del verano. Se necesita administrar más de 66 millones de dosis, con lo que España, a través de la Unión Europea, ya ha comprado en estos momentos producto más que suficiente para llegar a esas cifras, pero cuestión bien distinta es cuándo lo va a recibir, porque ahí los plazos sí que no encajan para nada. Se hace, por tanto, imprescindible que empiecen a aprobarse y distribuirse las vacunas de las otras cinco farmacéuticas -al margen de Pfizer y Moderna-, con las que la UE ha firmado contratos. La más próxima es la Oxford y AstraZeneca, sobre cuya autorización tiene previsto pronunciarse la Agencia Europea del Medicamento a finales de este mes y de la que España ha reservado 31,5 millones de dosis.

Incluso para llegar a esa «parte sustancial de la población» vacunada «entre mayo y junio», como anunció el ministro de Sanidad, hace falta un incremento radical de capacidades, porque a este paso se tardaría más de cuatro años en alcanzar esos 20 millones de personas inmunizadas.

Por poner un poco en contexto cómo va la evolución de la campaña en España, que no es muy diferente de lo que ocurre en el resto de los principales integrantes de la UE, cabe destacar que Israel, el país de referencia ahora mismo en el mundo por su efectividad, administra unas 80.000 dosis diarias, con jornadas de más de 150.000 y una previsión de llegar a las 170.000 en los próximos días, ahora que ya están con la inoculación de la segunda dosis a las primeras personas, entre ellas el presidente, que está en plena campaña electoral.