El comité prepara medidas más restrictivas para Santiago y A Coruña

La situación epidemiológica se deteriora y empieza a mostrar las consecuencias de Nochebuena, y con el impacto de Fin de Año todavía por definir


santiago / la voz

Aún no se reflejan del todo en los números las fiestas navideñas, pero la situación empieza a deteriorarse a las puertas de Reyes, once días después de celebrarse Nochebuena y con el impacto de Fin de Año todavía por definir. Cerca de la barrera de los 6.000 casos activos, con los contagios de nuevo por encima de los 400 diarios, 78 municipios con incidencias acumuladas por encima de 250 y con dos ciudades, A Coruña y Santiago, con la transmisión al alza, el comité clínico de seguimiento de la pandemia encara la reunión del viernes con un posible endurecimiento de las restricciones sobre la mesa, especialmente tanto en Compostela como en A Coruña.

El panel de expertos propondrá una serie de medidas que, de confirmarse la tendencia actual, se concretarían a finales de semana para intentar frenar una situación que coloca a Compostela con una incidencia por encima de los 220 casos por cien mil habitantes y a A Coruña acercándose a la barrera de los 200 casos por cien mil en los últimos 14 días. La situación se extiende también a los concellos más próximos, y por eso el comité ha decidido hacer un seguimiento especial a ambas comarcas.

Los últimos datos publicados por el Sergas, en el área de Compostela Val do Dubra tiene una incidencia acumulada por encima de 500 (se trata de un concello pequeño, por lo que hay que tomar con cautela este dato) con una veintena de casos en las últimas dos semanas. También la transmisión ha repuntado en Ames y Teo, con incidencias por encima de 200 y de 250, respectivamente, o Brión, que se sitúa en el entorno de los 190 casos por cien mil habitantes en dos semanas.

Nuevos casos diagnosticados en los últimos 14 días por concellos:

En A Coruña, son especialmente preocupantes los datos de Carral (más de 500 de incidencia acumulada) y Abegondo, que ya tiene más de 300 casos por cien mil habitantes, mientras que Culleredo se sitúa en los 190 casos por cien mil, Arteixo en unos 170 casos y Sada por encima de 160 contagios por cien mil habitantes, por ejemplo.

Con todo, para tomar decisiones sobre las limitaciones se tiene en cuenta un amplio panel de indicadores, que incluye datos referentes a la efectividad de los rastreos y también la situación del sistema sanitario, sobre el que la presión sigue aumentando. El último balance de Sanidade deja veinte personas más ingresadas que el día anterior en las plantas covid de Galicia, con 388 pacientes, mientras que el número de personas en la uci ha bajado ligeramente, pero se mantiene por encima del medio centenar.

La tasa de positividad era ayer superior al 10 %, considerado indicador de alto riesgo, en una jornada en la que se se realizaron en Galicia 5.105 pruebas PCR, 1.787 más que la jornada precedente. Hay que tener en cuenta que los últimos datos disponibles corresponden al fin de semana, con lo que es previsible que hoy haya un ajuste en las cifras al retomarse la actividad normal tras las jornadas festivas.

A la espera de que la curva epidemiológica empiece a mostrar el arco completo de las fiestas navideñas, lo que empezará a ocurrir a finales de esta semana, la reunión del comité clínico ha servido para aliviar las restricciones en algunos concellos en los que la buena evolución epidemiológica permite recuperar cierta parcela de normalidad. Es el caso de Carnota y As Pontes, que pasan de nuevo a estar en nivel básico de restricciones.

Las medidas restrictivas han funcionado y en la actualidad la incidencia acumulada a 14 días en Carnota está por debajo de los 150 casos por cien mil (ha habido menos de diez contagios en las últimas dos semanas) y de menos de 50 casos por cien mil en As Pontes, también con menos de diez casos en las últimas dos semanas. Eso significa que desde hoy dejan de estar en vigor los cierres perimetrales, que las reuniones pasan a ser de un máximo seis personas no convivientes y que la hostelería podrá cerrar a las 23 horas.

También en Narón la buena evolución (está en la actualidad en una incidencia acumulada de alrededor de 115 casos por cien mil habitantes) permite aliviar las medidas restrictivas, aunque en este caso pasa de nivel medio-alto a nivel medio. Eso significa varias cosas. La primera es que Narón deja de tener movilidad compartida con Ferrol, ya que se encuentran en dos situaciones epidemiológicas distintas. La segunda es que ambos concellos conservan las restricciones de movilidad -los concellos con cierre perimetral solo dejan de tenerlo cuando llegan a nivel básico de restricciones- aunque individualmente. La tercera es que las reuniones en Narón podrán ser de un máximo de 6 personas no convivientes (mientras que Ferrol conserva el máximo de cuatro personas) y la última que la hostelería puede desde hoy empezar a abrir hasta las 23 horas, mientras que la de Ferrol sigue con el horario de cierre de las 18 horas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

El comité prepara medidas más restrictivas para Santiago y A Coruña