Un problema logístico en la planta de Pfizer retrasa la vacunación en España

Galicia mantendrá hoy la campaña con las dosis que sobraron del domingo

La vacuna de Pfizer necesita congelarse a 70 grados
La vacuna de Pfizer necesita congelarse a 70 grados

redacción / la voz

Un problema logístico de la compañía Pfizer en la planta belga de Puurs ha obligado a retrasar el calendario de vacunación contra el coronavirus en ocho países europeos, entre ellos España, que tenía previsto recibir este lunes una remesa con 369.525 dosis, casi 20.000 más de las previstas, para reanudar hoy la campaña. Tras el percance, la vacunación, que se inició el domingo de forma simbólica, no se retomará hasta mañana miércoles.

El contratiempo afecta a Galicia, que tenía previsto recibir hoy 18.000 dosis, pero no altera, sin embargo, el calendario que tenía programado. En una decisión avalada por el comité clínico se emplearán las dosis que quedaron en reserva el pasado domingo, después de inyectarlas a los usuarios y empleados de la residencia sociosanitaria Porta do Camiño.

Sobraron un total de 350 dosis, que se repartirán en siete centros de la comunidad: Fogar Residencial Bellolar, en el área sanitaria de Coruña-Cee; residencia d Caranza, en la de Ferrol; Residencia de Burela, en la de Lugo, A Mariña y Monforte; Vivienda Comunitaria Residencial San Marcos; en la de Ourense, Verín y O Barco; Fogar REsidencial Sevisenior de Vilagarcía; en la de O Salnés; residencia Los Arcángeles, en la de Santiago y Barbanza, y Residencia Santa Ana, en la de Vigo.

«Debido a una incidencia logística menor, hemos reprogramado un número mínimo de nuestros envíos. La incidencia ya se ha resuelto y se están distribuyendo esas entregas. No se ha reportado ningún problema relacionado con la fabricación de la vacuna», desveló un portavoz de la farmacéutica Pfizer. En una explicación ofrecida al Ministerio de Sanidad, la empresa matiza un poco más, aunque sin concretar del todo los detalles, y habla de un problema «en el proceso de carga y envío».

Sanidad ha informado de que, según la farmacéutica, «la situación ya está resuelta». «Parece que es por una incidencia logística relativa al control de temperatura, que ha quedado resuelta. Deberían estar hoy de viaje», precisó ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Ultracongelación

El problema se produce después de que la campaña de inmunización en Alemania sufriera retrasos en varias ciudades cuando los sensores de temperatura mostraron que cerca de mil dosis podrían no haberse conservado ala temperatura necesaria durante el envío desde los centros de distribución germanos a los de vacunación. El incidente surgió el domingo en varias regiones de Baviera (sur de Alemania).

Por su parte, el ministro español de Sanidad, Salvador Illa, avanzó que dentro del plan de vacunación se irá citando a los ciudadanos y quien rechace la inmunización entrará en un registro que se compartirá con otros socios europeos: «Quedará consignado, pero no es un documento para hacer público», dijo. «Lo que les pedimos es que, cuando se les cite, acudan», añadió.

Illa también reconoció que, cuando le corresponda, se vacunará «sin vacilar».

Un contratiempo que podría volver a repetirse

 

r. romar

«Más importante que la vacuna llegue a los lugares donde se va a administrar es que llegue con sus propiedades de validez intactas. Es decir, que no haya sufrido en su transporte y distribución condiciones de temperatura, exposiciones a la luz y movimientos que pongan en peligro su eficacia». La reflexión parte de Laureano Otero, responsable de operaciones de la compañía de logística Oozietech, con base en A Coruña. Y, aunque Pfizer no ha concretado en detalle el problema logístico que ha obligado a aplazar el envío de nuevas remesas, todo parece indicar que el contratiempo surgió en el mantenimiento de la cadena de frío.

Pero esta es tan solo una de las múltiples variables que pueden interferir en el proceso, por lo que no es descartable que puedan surgir más incidentes puntuales, sin que por ello se vea alterado el objetivo último de inmunizar contra el covid a la mayor parte de la población española y europea.

«La gente entiende la logística como una cuestión meramente de transporte de un producto, pero existe un proceso previo y fundamental, que es la cadena de suministro, que engloba todos los componentes que se necesitan para fabricar una vacuna. Y con que solo uno falle se puede producir un retraso», explica el especialista. Más allá de mantener la cadena de frío, se necesitan viales de vidrio para envasarla y múltiples reactivos químicos, entre otros muchos componentes. Un fallo en uno de ellos puede comprometer la producción.

El problema es que la industria nunca se había enfrentado a un desafío semejante. Porque no se trata de vacunar a decenas de millones de personas, sino a miles de millones. Al menos, a 5.000 millones, para lograr la ansiada inmunidad de rebaño. En Europa y otros países occidentales, los posibles incidentes en el suministro acabarán solucionándose pronto, pero puede no suceder lo mismo en África o en ciertos países de Asia y Latinoamérica.

Es algo que podrá conseguirse cuando se sumen otras a las vacunas de Pfizer, Moderna y Oxford, además de las chinas y la rusa. Pero en cuanto esté disponible la fabricación, existe otro reto igual de importante que afecta a la cadena: garantizar la trazabilidad y transparencia del producto. Es decir, que en todo momento se conozca en qué condiciones se encuentra de temperatura, exposición a la luz o los movimientos, de dónde viene, a dónde va y por qué manos ha pasado. Es la única forma de garantizar que la vacuna conserva todas sus propiedades intactas. Es un aspecto crítico.

A día de hoy, existen tecnologías como el big data y el blockchain, junto a la identificación por radiofrecuencia y la geolocalización, que podrían hacer el reto posible. Las plataformas de e-commerce ya las utilizan. Pero aplicarlas a gran escala con las vacunas aún es un reto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un problema logístico en la planta de Pfizer retrasa la vacunación en España