España rebasa las 50.000 muertes por covid

La incidencia acumulada ha bajado casi 17 puntos desde el jueves pasado

Comparecen los ministros Salvador Illa y Carolina Darias junto a Fernando Simón Sanidad actualiza los datos del covid-19 en España después de la Navidad

Redacción

España ha superado los 50.000 fallecimientos confirmados por coronavirus al sumar desde el día de Nochebuena, en la última actualización de datos del Ministerio de Sanidad, otras 298 víctimas mortales que elevan el total a 50.122. En la última semana han muerto por covid-19 408 personas, que sigue siendo una cifra muy elevada pero sensiblemente inferior a los 634 que se registraban el jueves pasado.

El país se mantiene así como el décimo del mundo por número absoluto de fallecidos por detrás de Estados Unidos, Brasil, India, México, Italia, Reino Unido, Francia, Rusia e Irán. Sin embargo, en cuanto a muertes en función de la población, aunque España también se encuentra en el décimo lugar, solo Italia y Bélgica en Europa y Perú en América presentan cifras más elevadas entre los grandes países, el resto son pequeños estados como San Marino, Andorra o Macedonia del Norte.

Al margen de las muertes, las cifras que miden la evolución de la pandemia en España marcan una tendencia a la estabilización e incluso a la baja. Desde el jueves se han sumado otros 24.462 contagios que elevan el total a 1.879.413. En las últimas 24 horas se han diagnosticado 2.822 casos, que son apenas 600 más que el lunes anterior, con lo que aunque todas estas cifras que llegan después del fin de semana hay que ponerlas en cuarentena, no se advierte para nada la temida escalada de contagios.

Cataluña y Madrid son las comunidades que más casos nuevos suman, con 563 y 490 respectivamente, aunque, en general —y con todas las reservas propias de los lunes— la tendencia es incluso a la baja. La incidencia acumulada que llevaba ya muchos días de subida, se ha recortado de manera importante. Frente a los 262 casos por cada 100.000 habitantes de la semana pasada ahora la tasa está en 246.

Sí aumenta, por contra, la presión hospitalaria a consecuencia de los contagios acumulados en las últimas semanas. Las camas convencionales están ocupadas al 10 %, con algo más de un punto de subida, y las de cuidados intensivos al 21,14, también un punto por encima del jueves pasado.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, insistió en su comparecencia hasta media docena de veces en que para nada hay que bajar la guardia porque después de cuatro días festivos cabe esperar «cierto retraso en la notificación» y «la interpretación de los datos no es la más sencilla del mundo». En cualquier caso, entiende que si estos datos se confirman se puede hablar de «una fase de estabilización» porque el esfuerzo diagnóstico «está siendo muy alto» con muchas comunidades por encima de las 2.000 y algunas incluso con más de 3.000 pruebas diagnósticas por cada 100.000 personas a la semana. Aún así, la positividad de las pruebas se mantiene estable en el entorno del 8,6 % que siguen siendo unos registros «más altos de lo deseable».

Aunque los 400, o incluso más bien 500 cuando se consoliden las cifras, fallecimientos a la semana son cifras preocupantes a juicio de Simón; se observa que van ya «2-3 semanas de un descenso progresivo en el número de fallecimientos» y la tasa de letalidad está en el 0,78 % lo que habla bien de la capacidad de detección que están demostrando las comunidades.

Illa: «No nos consta ningún efecto adverso de las vacunas administradas este domingo»

El ministro agradece el comportamiento de los ciudadanos en Navidad, pero pide mantener la guardia alta en Nochevieja

M.V.

Dos asuntos acapararon este lunes la conversación en una nueva reunión extraordinaria del Consejo Interterritorial en la que, además de los responsables sanitarios autonómicos y los ministros Salvador Illa y Carolina Darias, participó también el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón: la evolución de la pandemia a solo cuatro días de que se acabe el año y el inicio de la campaña de vacunación. «No nos consta ningún efecto adverso de las dosis administradas este domingo», señaló el titular de Sanidad que, tras el retraso en la entrega del fármaco de Pfizer, aseguró que el suministro «va a quedar ya regularizado» para que cada lunes se puedan ir recibiendo alrededor de 350.000 vacunas, hasta alcanzar en las próximas 12 semanas más de 4,3 millones de inyecciones».

Insistió Illa en que el reparto por comunidades será equitativo: «Las dosis se distribuyen en base a la población diana de la fase uno, los que tienen que ser vacunados primero». Recordó, además, que España ha adquirido «muchas más dosis de las que va a necesitar», 140 millones, concretamente, por lo que todo el mundo que quiera vacunarse, podrá hacerlo. Con los medicamentos que están actualmente en desarrollo y que, como el de Moderna, podrían ser aprobados en breve, el ministro calculó que en verano el 70 % de la población española podrá estar ya inmunizada.

Gobierno y comunidades también analizaron, con todas las cautelas que exigen los datos sesgados por varios días festivos sin información, cómo ha evolucionado estos días la pandemia. «El comportamiento de la ciudadanía ha sido ejemplar -destacó Illa-, pero la preocupación es grande, porque Nochevieja es una fecha mucho más festiva que Nochebuena. Reiteramos que la gente se mueva lo menos posible y que se limiten al máximo los contagios. El mensaje, en resumen, es de mucha cautela, de agradecimiento por el esfuerzo y de mantener la guardia muy alta en las celebraciones que vienen».

Sobre la nueva cepa británica, Fernando Simón quiso aclarar que «la expansión no es lo mismo que una mayor transmisibilidad».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

España rebasa las 50.000 muertes por covid