Paz Vega, Toni Cantó, Genoveva Casanova y Jorge Lorenzo se quitan la máscara en «Mask Singer»

C. Aldegunde REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

La actriz se coronó con la máscara de oro y el político de Ciudadanos dejó boquiabierto al público

24 dic 2020 . Actualizado a las 16:49 h.

La gran final de Mask Singer comenzaba con todo el pescado vendido. Las cuatro pistas en forma de fotografía le restaron emoción al último programa, al que llegaban cuatro famosos enmascarados bajo el disfraz de Cuervo, Caniche, Camaleón y Catrina. De nuevo los espectadores sorprendieron por ser muy avispados, y si hay una segunda edición, prácticamente asegurada por el éxito que cosechó la que acaba de terminar, probablemente deban afinar un poco en las pistas que ofrecen a un público que se las sabe todas. 

En una búsqueda indexada en Google imágenes, los telespectadores descubrieron una semana antes quién se escondía tras la máscara. 

La noche aún así tuvo un punto de emoción, pero también de indignación. Lo último porque de nuevo Mask Singer comenzó más a las 23.00 horas que las 22.45 que estaba anunciado. Y también porque pese a haber solo cuatro máscaras en la gran final, terminó pasada la una de la madrugada. El espejismo del primer programa terminando poco más tarde de la medianoche fue eso, un espejismo que duró un miércoles. 

Jorge Lorenzo era Cuervo

El primero en desvelar su identidad fue Jorge Lorenzo, un nombre que defendió únicamente Javier Ambrossi, y que acertó. El resto de investigadores estaban muy perdidos. También es cierto que muchos desconocían las raíces gallegas del piloto de motos, uno de los famosos que más claros estaban desde hace semanas tanto por su voz (pese a estar distorsionada), su forma de andar y sus pistas. «Me encanta cantar», confesaba Lorenzo tras escuchar a los jueces valorar su talentosa voz.