Paola Estévez, de sufrir el covid en la uci a celebrar el gordo

Serxio González Souto
Serxio González AROUSA / LA VOZ

SOCIEDAD

Martina Miser

«Solo quería olvidar el 2020» confiesa una de las afortunadas con el máximo premio en O Grove

22 dic 2020 . Actualizado a las 20:27 h.

Manuel y Efrén Rodríguez se están acostumbrando a descorchar cava el 22 de diciembre. El año pasado, la administración que heredaron de su padre junto al mote familiar, los Morenos, distribuyó diez décimos, medio millón de euros, del tercer premio. Este martes, los hermanos Morenos se encaramaron a lo más alto del podio de la Lotería de Navidad. Otros diez décimos, pero en esta ocasión del gordo, con un número, el 72897, que no olvidarán aunque no sea el de la casa. «Foi un ano moi malo, de ansiedade e penuria; levamos moito loitado e isto, agora, é como gañar a Copa», relata Manuel, cuya esposa, María José Díaz, se ha enfrentado a una esclerosis múltiple. Efrén pedalea en su bicicleta en busca de botellas de espumoso con las que seguir brindando con periodistas y vecinos —no muchos, la pandemia marca los tiempos— que se arremolinan frente al despacho de la calle Luis Seoane. «Estamos nunha nube, porque para isto traballamos, para darlle alegría á nosa xente».

El pellizco asciende a cuatro millones, a razón de cuatrocientos mil euros por cada uno de los diez décimos vendidos. Todos en ventanilla, y varios en los últimos días. Una serie tonta, suelta, lo que los loteros acostumbran a denominar un «salpicado». Con la caída del turismo, la venta de Lotería de Navidad se ha desplomado entre un 30 y 35 %, pero esto lo compensa. Visto lo visto, haber bautizado este año su local como Centola Dourada de Moreno, un guiño al marisco que reina en el mar de Arousa, ha resultado todo un acierto.

Antonio Casas, un funcionario municipal, adquirió un décimo del 72897 para compartirlo con un compañero de trabajo. Paola Estévez, su esposa, acaba de dejarse caer por la administración junto a su hija Alexia. Son doscientos mil euros para cada una de las dos familias, con los que, para empezar, los Casas Estévez podrán ofrecerle el buen arreglo que su casa merece.

«Yo lo único que quería era olvidar el año 2020, y de repente es una maravilla», sonríe Paola, que lo ha pasado verdaderamente mal. «El 17 de octubre me ingresaron porque me había contagiado de coronavirus y tuve que estar en la uci; pasé veinte días hospitalizada y solo quería olvidarlo». Ella es autónoma, regenta una tienda de regalos en la isla de A Toxa y, obviamente, tampoco el negocio atraviesa un buen momento. Así que la suerte ha caído donde debía. La familia comienza a reunirse. El propio Antonio, la abuela Amelia, solo falta ya el segundo hijo, Christian. «Estamos en shock», repiten mientras siguen recibiendo cariño bajo esta centolla dorada.

O Grove le da un pellizco al Gordo

Una serie del gordo lleva cuatro millones a O Grove

La Voz

La administración de la plaza de abastos de Cambados repartió dos millones de euros en el sorteo de la Lotería de Navidad. El 75981 ha dejado una lluvia de dinero, con 20.000 euros a cada uno de los décimos premiados. Este cuarto premio salió a las 11.55 y cayó también en O Porriño (un décimo), San Pedro de Pinatar (Murcia), Selecta, Villaviciosa (Asturias), Toledo, Plasencia (Cáceres), Fuenlabrada (Madrid), Madrid y Segovia.

Poco después llegó el momento mágico de cada sorteo de la Lotería de Navidad. Salió el gordo, que cayó en el 72897 y que dejó cuatro millones de euros en O Grove. Fue la administración sita en Luis Seoane, que el año pasado ya había dado un tercero, la que vendió una serie del número premiado, con lo que corresponden 400.000 euros a cada décimo vendido en La centola dourada de Moreno.

Seguir leyendo