Disney+ desafía a Netflix y HBO Max en la guerra del «streaming»

Iker Cortés MADRID / COLPISA

SOCIEDAD

Disney+

La compañía exprime los universos de Star Wars y Marvel con una veintena de series

13 dic 2020 . Actualizado a las 10:51 h.

La batalla por los suscriptores que están librando las plataformas de vídeo bajo demanda se recrudece. Tras el anuncio de que a lo largo del 2021 y a consecuencia de la pandemia en EE.UU. todos los títulos de Warner van a estrenarse simultáneamente en HBO Max y en las salas de cine, le tocaba mover ficha a Disney. Y vaya si lo ha hecho. La compañía del ratón Mickey presentó más de cincuenta estrenos para su plataforma televisiva, Disney+, que incluyen una decena de series inspiradas en el universo de Star Wars y otra decena ambientada en el universo Marvel. A esa veintena habría que sumar otras quince películas originales de acción real, animación o de la casa Pixar y otras quince series con la misma procedencia. Todas ellas a estrenar durante los próximos años.

La intención está clara. Se trata de arrebatar a plataformas como Netflix o HBO un buen puñado de suscriptores, exprimiendo dos de las franquicias que más beneficios dan al estudio -hasta ahora solo The Mandalorian servía de atractivo y gancho en un menú algo raquítico para los consumidores- y con la intención de seguir siendo una compañía atractiva de cara a los inversores. De hecho, los anuncios tuvieron lugar en el Disney Investor Day, el evento anual que el gigante del entretenimiento celebra de cara a ellos. No en vano, Disney anunció que cuenta ya con un total de 137 millones de suscriptores en sus diferentes plataformas de suscripción -Hulu y ESPN+ son sus otros grandes servicios fuera de Europa- y que, tras un año de un crecimiento de su plataforma digital Disney+ mucho mayor de lo esperado, ha modificado sus previsiones y ahora cree que para finales del año fiscal del 2024 contará con entre 300 y 350 millones de clientes en sus servicios directos al consumidor. Una parte sustancial de esos suscriptores, señaló Disney, vendrán de Disney+, que esperan que para el 2024 acumule entre 230 y 260 millones de clientes a nivel total, una cifra muy superior a la de los 90 millones de máximo que había estimado en el último informe de inversores que se publicó en abril dei 2019.

Entre las series ambientadas en el universo Star Wars, se anunció dos ficciones derivadas de The Mandalorian: Rangers of the New Republic y Ashoka. Esta segunda la protagonizará Ahsoka Tano, la antigua padawan de Anakin Skywalker, que ya tuvo cierta relevancia en las series animadas de la franquicia y ha la que ha dado vida Rosario Dawson en La Jedi, uno de los episodios más aclamados de la serie estrella de la plataforma.

También hubo adelantos de Obi-Wan Kenobi y de Andor. La primera pone el foco en el personaje que instruyó a Anakin y al que volverá a encarnar Ewan McGregor. La noticia bomba en esta ocasión fue que Hayden Christensen, el protagonista de la primera trilogía de Star Wars, volverá a encarnar a Darth Vader. La segunda, es una precuela de Rogue One, y sigue los pasos de Cassian Andor, interpretado por el mexicano Diego Luna.

Para los próximos años la compañía prepara más títulos: Lando, una serie sobre el personaje de Lando Calrissian, creada por Justin Simien, el autor de Queridos blancos; una ficción de animación que se llamará The Bad Batch, otra antología de cortos bajo la marca Visions , The Acolyte, y la simpática A Droid Story que recupera a los míticos R2-D2 y C-3PO. Por si fuera poco, y ya fuera del universo Star Wars, el estudio también está readaptando Willow para convertirla en una nueva serie con Warwick Davis retomando el papel protagonista.

En el caso de Marvel, la compañía prepara para el 2021 el estreno de cinco ficciones, con la idea de estrenar una cada dos meses. WandaVision, un homenaje a la edad de oro de la televisión estadounidense protagonizada por Visión y Bruja Escarlata, dos de los Vengadores más singulares de Marvel, será la primera y llegará el 15 de enero. Falcon y el Soldado de Invierno lo hará el 19 de marzo. Protagonizada por Anthony Mackie como Sam Wilson y Sebastian Stan como Bucky Barnes, la serie contará Baron Zemo, el villano interpretado por Daniel Brühl en Capitán América: Civil War.

Loki, protagonizada por el hermano de Thor, a quien da vida Tom Hiddleston, se estrenará en mayo; What if...?, la serie de animación que apuesta por un universo Marvel alternativo, en verano y Ms. Marvel en otoño.

Pero también se adelantaron otras aventuras, de cara ai 2022. Es el caso de Secret Invasion, una ficción protagonizada por Samuel L. Jackson, de nuevo en el papel de Nick Furia, junto a Ben Mendelsohn, que repite como Talos, el personaje al que dió vida en Capitana Marvel. La producción llevará a la pequeña pantalla uno de crossovers más interesantes de la Casa de las Ideas. ¿El punto de partida? Varios importantes superhéroes de Marvel han sido reemplazados por los Skrulls, una raza alienígena capaz de cambiar de forma. Ironheart con Dominique Thorne en el papel de un genio inventor, y Armor Wars, protagonizada por Don Cheadle como James Rhodes, alias War Machine, que se enfrenta a los peores miedos de Tony Stark, son otras dos de las producciones que preparan más a largo plazo.