La borrasca polar pone en alerta a Galicia

Se esperan fuertes rachas de viento, nieve a partir de los 700 metros y olas por encima de los 8 metros

Temporal y oleaje en la costa de Baiona
Temporal y oleaje en la costa de Baiona

Las agencias meteorológicas ya han respondido ante el inminente temporal que afectará a Galicia coincidiendo con el puente. La Agencia Estatal de Meteorología ha activado varios avisos ya para este jueves. Uno amarillo en la costa norte y el interior de Pontevedra por rachas de viento que podrían superar los 80 kilómetros por hora. Además, hay un aviso naranja en todo el litoral por olas que oscilarán entre los 6 y los 8 metros de altura. Por su parte MeteoGalicia destaca que los vientos del oeste en las montañas de Lugo y Ourense también podrían superar la barrera de los 80 kilómetros por ahora.

La jornada comenzará con los cielos parcialmente cubiertos y con chubascos, que comenzarán por el noroeste. A partir del mediodía serán probables en cualquier punto de la comunidad. La cota de nieve se situará por la noche en los 1.200 metros e irá bajando de los 1.000 metros durante la madrugada del viernes. Las temperaturas descenderán entre ligera y moderadamente, especialmente las mínimas con formación de heladas en el interior.

Mañana viernes la situación se complica un poco más al igual que el nivel de avisos. Se mantiene el naranja en toda la costa, sin descartar que puede llegar a ser rojo en las próximas horas, y se activan los primeros avisos por acumulación de nieve en las zonas altas de la comunidad, con espesores de al menos cinco centímetros según Aemet. Además, MeteoGalicia informa que en el interior de Pontevedra podrían registrarse espesores por encima de los dos centímetros. Se confirma, por tanto, que la nevada afectará a muchos puntos de la comunidad. Y todo ello porque mañana se espera que penetra la masa de aire polar marítima. Será una jornada de cielos muy nubosos con chubascos puntualmente fuertes, que pueden venir acompañados de granizo, y que serán de nieve a partir de los 600-700 metros. Las temperaturas se mantiene en descenso, que será más acusado en las máximas, con heladas y sensación de mucho frío debido al viento intenso del noroeste, que soplará moderado en el interior y fuerte con intervalos muy fuertes en el litoral.

El sábado Galicia continuará bajo la influencia de una borrasca centrada sobre las islas británicas y con aire frío en las capas medias y altas de la atmósfera. Habrá cielos muy nublados con chubascos más frecuentes y persistentes en la mitad norte, que serán de nieve a partir de los 700-900 metros. Las temperaturas seguirán sin cambios significativos. El viento soplará del noroeste moderado en el interior y fuerte en el litoral.

El domingo la circulación del aire seguirá siendo del oeste. Se esperan precipitaciones en cualquier punto de la comunidad, aunque el aire frío comenzará poco a poco a retirarse, permitiendo que asciendan las temperaturas de manera ligera. Las que no parecen que vayan a dar tregua son las borrascas. La semana que viene llegarán algunas más.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La borrasca polar pone en alerta a Galicia