La estrategia contra la pandemia en el Reino Unido terminará el 3 de febrero

Boris Johnson pone fecha de caducidad a las restricciones para evitar una rebelión de diputados «tories» que se oponen al plan


Las restricciones que el Gobierno británico impondrá en el Reino Unido esta semana para frenar el avance del virus se alargarán, como mucho, hasta el 3 de febrero, garantizó su primer ministro, Boris Johnson, dispuesto a evitar una rebelión de diputados tories que se oponen al plan. Alrededor de 80 parlamentarios conservadores rechazan la polémica estrategia que someterá a las diferentes áreas del país a normas de tres niveles de riesgo -medio, alto y muy alto- según la incidencia del coronavirus.

Esa estrategia comenzaría a funcionar desde el miércoles, cuando concluye el actual confinamiento casi total de cuatro semanas -iniciado el pasado 5 de noviembre-, si finalmente se aprueba el martes en el Parlamento. Con el fin de rebajar la indignación de sus propios diputados, muchos de los cuales cuestionan la eficacia del sistema y temen que áreas de baja incidencia del virus deban ajustarse a normas más estrictas que las aplicadas durante el confinamiento, Johnson ha escrito una carta a esos «rebeldes» dando como «fecha de caducidad» al plan el 3 de febrero. En esa misiva, que recogen hoy los medios locales, el premier señala además que las reglas podrían relajarse este diciembre y que se volvería a votar al respecto en enero del 2021.

En otro artículo distinto, publicado este domingo por en el dominical Mail on Sunday, el líder conservador afirma que cree que hay posibilidades de que en Semana Santa se regrese «a algo parecido a la normalidad». Advierte, no obstante, de que se producirían «consecuencias desastrosas» para el sistema sanitario público (NHS) si el Gobierno no introduce ese nuevo sistema de restricciones de tres niveles cuando termine el confinamiento.

El 99 % de Inglaterra deberá ajustarse a los dos niveles más severos de normas -de riesgo alto y muy alto-, con fuertes restricciones en el sector hostelero. En las áreas con el máximo nivel -como Manchester- seguirán prohibidos los encuentros sociales en interiores y exteriores, y permanecerán cerrados los bares que no sirvan comida para llevar. En el nivel intermedio, donde figura Londres y Liverpool, están vetados los encuentros bajo techo de distintos núcleos familiares; se mantendrá el máximo de seis personas para reuniones en exteriores y se fija el cierre de pubs y restaurantes -ahora clausurados salvo para entrega a domicilio- a las 23 horas. Los establecimientos solo podrán servir bebidas alcohólicas si van acompañadas de una «comida sustancial», se permitirá la vuelta «limitada» de espectadores a estadios deportivos y espectáculos en directo, y los negocios no esenciales como las peluquerías podrán también reabrir.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La estrategia contra la pandemia en el Reino Unido terminará el 3 de febrero