Un estudio hecho en España confirma que los niños transmiten poco el coronavirus y también se infectan menos

Una investigación dirigida por Vall d´Hebron concluye que solo el 8 % de los menores con covid-19 transmitieron la enfermedad a su núcleo familiar, que la mitad de los críos son asintomáticos y que los colegios no suponen una amenaza


Redacción / La Voz

Tras más de nueve meses de pandemia, está claro que que el covid-19 es una enfermedad muy joven y poco conocida y que, por lo tanto, es normal y lógico que lo que se sabe de ella esté en constante evolución y revisión. Sin embargo, hay cuestiones que se señalaron al principio y que calaron tan hondo que, aunque ya se sabe que no son ciertas, siempre hay alguien que las rescata. Se dijo en su momento que los niños podían ser súper contagiadores del coronavirus, es decir, que eran un vector de transmisión fundamental. Lo cual iba en consonancia con que, durante la primera ola, se cerrasen las escuelas a cal y canto y no se permitiese a los pequeños salir a la calle durante el confinamiento más duro, ni siquiera para pasear o hacer deporte. 

Sin embargo, pronto se empezó a evidenciar que esto no era así. Y afloraron los primeros estudios que apuntaban que los niños no solo no eran súper contagiadores, sino que probablemente transmitían menos la enfermedad que los adultos. Todas esas investigaciones estaban en fase muy incipiente, se sabía poco de este tema. Y, por tanto, no se podían hacer afirmaciones rotundas.En ese momento, investigadores del Vall d´Hebron, en Cataluña, fueron los primeros en apuntalar esos datos. Hicieron un primer estudio, que dieron a conocer en agosto, en el que ya detectaron que los niños contagiaban el coronavirus en un porcentaje menor que los mayores. Pero quisieron completar la investigación, sobre todo debido a que el período en el que habían hecho sus averiguaciones los niños no iban al colegio ni llevaban una vida normal, sino que permanecían confinados. Y hoy, viernes, dieron a conocer los nuevos resultados, que resultan abrumadores. Concluyen que los niños transmiten poco el coronavirus, también se infectan menos y casi la mitad son asintomáticos. Y sus afirmaciones son rotundas y con porcentajes cerrados, sin los titubeos de Fernando Simón al preguntarle los periodistas por esta cuestión una y otra vez. 

Vayamos a cómo se hizo esta investigación de la que ahora se presentan los resultados. Gracias al trabajo de numerosos pediatras, se estudió lo que sucedía, desde el 1 de julio al 31 de octubre, con un total de 1.081 niños que se habían contagiado de coronavirus en Cataluña y que, a su vez, tenían 3.515 contactos familiares diagnosticados con la enfermedad. Se investigó cada uno de estos casos y se concluyó que solamente un 8 %, es decir 86 niños con diagnóstico de covid-19 confirmado, le transmitieron la enfermedad a los miembros de su familia pese a convivir bajo el mismo techo (es decir, pese a estar juntos en un entorno cerrado donde habitualmente no se hace uso de las mascarillas ni se guarda distancia social). El porcentaje de transmisión del coronavirus por parte de los niños a sus familias es muy pequeño pese a que el estudio se hizo tanto en el verano como con el curso escolar ya iniciado, es decir, en la llamada nueva normalidad y no cuando los críos permanecían confinados. 

¿Qué más datos aportó el estudio? La investigación sirvió también para identificar que en los domicilios de 783 pequeños que tenían covid (nada menos que el 72,4% de los casos totales estudiados) había otro miembro de la familia con PCR o diagnóstico microbiológico anterior a los del menor, o que claramente tenía síntomas de covid-19  antes que el niño. Es decir, que presumiblemente fue el adulto el que contagió al crío y no al revés. Solo en 86 casos (el 8% citado anteriormente) se determinó que el paciente pediátrico había contagiado el virus a otros miembros de su familia. 

«El estudio prospectivo reafirma que los niños son menos transmisores del SARS-CoV-2 que los adultos en el entorno domiciliario, como ya apuntaba la primera parte, de carácter retrospectivo, realizada con niños diagnosticados del 1 de marzo al 31 de mayo, en pleno confinamiento», explica el doctor Pere Soler, jefe de la Unidad de Patología Infecciosa e Inmunodeficiencias de Pediatría de Vall d'Hebron. «Ahora constatamos que la libre circulación de los niños y el retorno a las escuelas no han supuesto una mayor transmisión del covid-19 por parte de ellos. La inmensa mayoría de los pacientes pediátricos analizados han sido casos secundarios, a pesar de que el domicilio es un espacio con una carga de enfermedad considerable y seis de cada diez convivientes de los núcleos familiares participantes en el estudio han sido diagnosticados de covid-19», añade Pere Soler. 

Hasta ahí, queda claro que los niños transmiten menos el coronavirus. ¿También se infectan menos? La investigación catalana también apunta a que esa respuesta es afirmativa. Aunque todavía falta por investigar qué es lo que hace que contraigan menos la enfermedad que los adultos, más allá de confirmarse que las medidas de protección y los protocolos están funcionando generalmente bien en los colegios, tal y como indica Pere Soler. «La afectación de la COVID-19 en los menores de edad de Catalunya sigue siendo escasa después del período de confinamiento, con los niños con plena movilidad», valora también la doctora Magda Campins, jefa del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología de Vall d'Hebron. 

El documento elaborado por Vall d´Hebron también confirma otro dato positivo en cuanto a la relación del coronavirus y los niños. Así, del estudio de más de mil niños con la enfermedad se concluye que un 47% de los pacientes pediátricos con covid-19 (un total de 506) son asintomáticos. En los casos con síntomas, el más habitual es la fiebre  (70,6%; 406 niños), seguido de tos (36,9%, 212 niños), dolor de cabeza (24,5%, 141 niños), fatiga (24,3%, 140 niños) y diarrea (16,3% 94 niños). 

«Casi la mitad de los niños y niñas con infección por covid-19 son asintomáticos y se ha observado que el número de niños que requieren un ingreso hospitalario por la COVID-19 sigue siendo muy bajo», resume el doctor Antoni Soriano, de la Unidad de Patología Infecciosa e Inmunodeficiencias de Pediatría. Solo un 2,5% de los pacientes pediátricos (27, de un total de los 1.072 del estudio de los cuales se tenía información sobre hospitalización) han requerido hospitalización del 1 de julio al 31 de octubre. Un total de 118 niños (11%) presentaban comorbilidades u otras enfermedades previas, sin que estas hayan supuesto un aumento del riesgo de ingreso. Esta última circunstancia entroncaría con la historia narrada por algunas familias gallegas en la que niños con patologías muy graves, como una pequeña paciente oncológica de Melide, que lucha contra una leucemia, superaron el covid-19 siendo asintomáticas pese a que otros miembros de su familia, ya adultos, tuvieron síntomas fuertes o incluso fallecieron.  

El 99,2% de los niños con coronavirus que participaron en este estudio (1.006 pacientes) se recuperaron totalmente y solo cinco (0,4%) presentaron secuelas. Afortunadamente, no se registró ningún fallecimiento entre los niños que participaron en esta investigación. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Un estudio hecho en España confirma que los niños transmiten poco el coronavirus y también se infectan menos