Los gallegos optan por el «slow sex» durante la pandemia

El confinamiento ha alterado los hábitos sexuales y el modo de tener relaciones


Los gallegos han sabido adaptarse a las circunstancias generadas por la pandemia para no renunciar al buen sexo. Más allá del cibersexo, los jóvenes han encontrado la manera de mantener o incluso mejorar su vida sexual, siempre de forma responsable.

Control, compañía especializada en bienestar y diversión sexual, ha presentado su barómetro «Los jóvenes y el sexo» en el que se analiza cómo la crisis sanitaria ha influido en las prácticas sexuales de los gallegos. El 95,7 % asegura que ha disfrutado plenamente de sus relaciones sexuales desde marzo. El 45,1 % confiesa que lo ha hecho con su pareja estable conviviente, un 18 % con su pareja estable no conviviente y cerca del 8,3 % con algún amigo o conocido cercano.

Este informe destaca que hay rutinas sexuales a las que los gallegos son fieles: la cama sigue siendo el lugar estrella para practicarlo (74,5%), seguido del sofá (14,3%) y la ducha (5,3%). Y en cuanto a las posturas sexuales, un 67,6% practica el misionero, un 52,6% el perrito y un 22,6% la cuchara. Además, para el 54,1% de los encuestados el sexo es una parte fundamental en su vida y más del 77,4% aseguran estar satisfechos de sus relaciones sexuales. El 63,9 % lo practica al menos una vez a la semana, aunque el estudio revela que al 21,1% de los encuestados le gustaría practicarlo todos los días.

La encuesta también señala que los gallegos dan la bienvenida al «slow sex». Pasar tanto tiempo en casa ha hecho que se decanten por un sexo sin prisas. Según las cifras extraídas del estudio del año pasado, el 28,6% de los gallegos dedicaban al menos 10 minutos a los preliminares. Este año la cifra ha ascendido hasta el 44,4 % y el 36,1% asegura que le dedica hasta media hora.

La crisis del covid también ha alterado la manera de ligar. Sube el porcentaje de gallegos que recurren a las redes sociales con 31,5 % mientras baja el porcentaje de jóvenes que utilizan las APP para ligar al 18 % y el entorno laboral a un 6,7 %.

Según este trabajo, antes de la pandemia un 65,8 % mantenía relaciones sexuales con conocidos, tendencia que se ha afianzado tras la pandemia, y un 67,4 % sigue decantándose por antiguos ligues y amigos.

Gracias a la concienciación ciudadana y a la educación sexual, las relaciones cada vez son más sanas y seguras, pero todavía queda un largo camino por recorrer, ya que este año los gallegos han utilizado menos el preservativo, si lo comparamos con los resultados del 2019. Así, el 56,4% de los jóvenes elige usar preservativo masculino como método contraconceptivo (frente al 51,1% en 2019). Y de estos, cerca del 64 % asegura usarlo frecuentemente. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Los gallegos optan por el «slow sex» durante la pandemia