La Oscilación del Atlántico y el tiempo en Galicia

La influencia del anticiclón, que se mantiene muy reforzado, regresa a la comunidad a partir del jueves tras la breve visita de una Dana


A pesar de que esta semana ha regresado la lluvia a Galicia debido a la presencia de una Dana o gota fría, el anticiclón de las Azores se mantiene bastante reforzado. De hecho, su intensidad explica por qué nos visitan borrascas aisladas, que llegan hasta el sur de la Península, y no los típicas que suelen afectar a la comunidad, que se sitúan más al norte, al oeste de Irlanda.

Actualmente los sistemas de bajas presiones están circulando más al norte de lo habitual debido precisamente a la posición del anticiclón. Por ello, la estabilidad no tardará en llegar. A partir del jueves y también el fin de semana la posición de la Dana y del anticiclón permitirán que vuelvan a soplar vientos de componente este, incluso sureste, algo que garantiza un tiempo seco, al igual que ocurrió el pasado fin de semana, y temperaturas máximas suaves.

El origen del comportamiento de las altas presiones se encuentra en la configuración que presentan las dos principales oscilaciones atmosféricas que gobiernan en el hemisferio norte: la oscilación ártica (AO) y la oscilación del Atlántico norte (NAO). Ambas llevan más de un mes en fase positiva. La Oscilación del Atlántico Norte, que se define por la diferencia de presión entre las borrascas de Islandia y el anticiclón de las Azores, tiene una influencia muy importante sobre Galicia. Cuando la NAO se encuentra positiva, como ahora, las altas presiones suelen estar más reforzadas de lo habitual. Esto se traduce en unas condiciones secas y cálidas en la comunidad gallega, como las que han estado dominando últimamente.

Otra de las teleconexiones importantes que afectan directamente a Galicia es la oscilación ártica, que se define por la diferencia de presión entre el ecuador de la Tierra y el Ártico, y que también sigue en modo positivo. Esto explicaría, además, lo que está pasando en el extremo norte del planeta con las temperaturas. «Cuando la AO es positiva hay bajas presiones en el Ártico que pueden llevar aire algo más cálido de lo normal a latitudes altas. Además, en el Ártico hay que tener en cuenta que en muchos sitios todavía no ha llegado el hielo y el agua se mantiene algo más cálida de lo normal, aumentando la probabilidad de que las temperaturas en tierra sean también más altas de lo que correspondería para finales de noviembre», explica el meteorólogo Juan Taboada. Las anomalías térmicas positivas en el Círculo Polar Ártico siguen siendo muy elevadas, con 6,7 grados por encima de las cifras habituales en esa región del planeta en este período del año. 

Finalmente, si vemos la previsión que ha publicado recientemente la Agencia Estatal de Meteorología para las primeras tres semanas de diciembre no se aprecian tendencias muy destacadas, ni de lluvia de ni de temperatura. Sin embargo, sí destaca la anomalía húmeda que se podría registrar en Canarias a mediados de mes. Y ya se sabe que cuando llueve en el archipiélago, en Galicia suele haber tiempo estable. Justo al revés de lo que es habitual. Y todo ello precisamente por la posición del anticiclón. De momento, la predicción de la NAO y la AO apunta a que podría entrar la próxima semana en una fase neutra. Mientras no sea negativa, no esperen grandes episodios de lluvia en la comunidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La Oscilación del Atlántico y el tiempo en Galicia