Las normas de una Navidad distinta

Habrá unas recomendaciones comunes para todo el país, pero cada comunidad autónoma establecerá sus propias normas


la voz

¿Con cuántas personas podremos comer en Navidad? ¿Habrá desplazamientos entre municipios? ¿Y entre comunidades? ¿Seguirá en vigor el toque de queda? Cuando falta un mes exactamente para Nochebuena las incógnitas sobre cómo serán estas fiestas se multiplican y lo único claro, el mantra repetido una y otra vez, es que «serán diferentes».

«Debemos recordar que cualquier reunión o celebración con personas que no sean nuestros convivientes o contactos habituales incrementan de forma exponencial el riesgo de circulación del virus en la población», recuerda María José Pereira, jefa del servicio de Medicina Preventiva del Chuac.

Aunque cada comunidad autónoma podrá establecer sus propias reglas, habrá un plan común para todo el país elaborado por el consejo interterritorial de salud. Un documento en el que ya trabajan todos los consejeros de Sanidad junto con el ministro Salvador Illa. En ese documento deberán estar claras las recomendaciones sobre movilidad, sobre cuántas personas se pueden reunir y de cuántos núcleos familiares o a qué hora habrá que estar en casa.

Por ahora, en España, solo Cataluña ha especificado sus normas de cara a Navidad: un máximo de diez personas pertenecientes, como mucho, a dos grupos burbuja de convivencia y con el toque de queda nocturno entre las 22.00 horas y las seis de la mañana. Andalucía ha adelantado que los andaluces que se encuentren fuera de la comunidad autónoma por motivos de trabajo o estudios podrán volver «con controles» para pasar las fiestas junto a sus familias. El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, aseguró este lunes que el Gobierno regional espera que el cierre del puente de diciembre sea la «última gran medida» que adopte el Gobierno regional. «Eso no significa que en Navidades valga todo, no, pero sí que creo que después del trabajo bien hecho por parte de todos, también los ciudadanos, espero que en Navidades podamos levantar parcialmente las restricciones», puntualizó Aguado.

En Galicia, las restricciones actuales seguirán en vigor hasta el 4 de diciembre y, a partir de entonces, se marcarán los pasos para una posible desescalada en función de la situación epidemiológica, siempre con el objetivo de «intentar salvar la Navidad». Habrá que ver en qué momento se restaura la libre circulación y se puede salir de los concellos que actualmente están cerrados perimetralmente. También es una incógnita hasta cuándo se mantendrá el toque de queda fijado entre las 23.00 y las 6.00 horas.

«Yo creo que hay que mentalizarse desde ahora de que no vamos a poder celebrar las Navidades como siempre, que tendremos que celebrarlas en la intimidad, en pequeños grupos, y teniendo mucho cuidado sobre todo con nuestros mayores. Me preocupa mucho que los mayores de las familias se junten con los más jóvenes que quizás no tengan tanto cuidado en sus reuniones y terminen contagiando a los más vulnerables», advierte Antonio Antela, coordinador de enfermedades infecciosas en el Complexo Hospitalario Universitario de Santiago. Todos los expertos coinciden en el peligro de «relajarse demasiado» durante la época navideña y que las fiestas terminen desencadenando una tercera ola.

La mayoría de países europeos coinciden en que «aún es pronto» y habrá que ver cómo sigue evolucionando la pandemia para tratar aflojar las medidas.  

Sin cantar ni compartir comida, las directrices de Estados Unidos

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos ya han elaborado un documento con directrices para las reuniones familiares de cara a las fiestas que están a la vuelta de la esquina. La primera recomendación es celebrar los encuentros de manera virtual o solo con miembros del propio hogar. Cuando esos encuentros sean más grandes los CDC norteamericanos hacen hincapié en que se tengan en cuenta los niveles de transmisión comunitaria en el lugar de procedencia de los invitados, la exposición durante el viaje (tener más precauciones si la gente debe viajar en transporte público), garantizar una separación de dos metros entre los asistentes de diferentes grupos de convivencia y que la mascarilla solo se baje en el momento de beber o comer. Siempre que sea posible hay que intentar que los encuentros sean al aire libre.

«Anime a los invitados a evitar cantar o gritar, especialmente en interiores. Mantenga los niveles de música bajos», se puede leer en el documento. «Planifique con anticipación y pida a los invitados que eviten el contacto con personas fuera de sus hogares durante 14 días antes de la reunión», explican.

Además, también se recomienda al anfitrión que intente evitar las comidas compartidas y que pida a sus invitados que traigan sus propios alimentos. También se indica que son mejores los platos y utensilios de un solo uso.

«Los huéspedes deben evitar el contacto directo, incluidos los apretones de manos y los abrazos», explican y piden a las personas mayores o con patologías que puedan suponer un mayor riesgo a la hora de contraer una enfermedad grave, que eviten siempre las reuniones con personas que no viven en su hogar.

La guía recomienda evitar aglomeraciones en tiendas y optar por las compras «online».

Feijoo: «Parece razonable que en diciembre podamos abrir en parte la hostelería»

J. Capeáns / R. Santamarta / G. Vázquez
Feijoo responde a las preguntas de los lectores de La Voz «Nos encantaría poder relajar alguna medida para el puente. Quedan diez días y diez días en pandemia es mucho», asegura el presidente de la Xunta

El presidente de la Xunta se sometió a una parte de las seiscientas preguntas que le enviaron los lectores de La Voz, que pusieron el foco en la pandemia y en sus consecuencias socioeconómicas; el líder autonómico también dejó claro su posicionamiento sobre la nueva ley educativa del Gobierno y su apuesta por la convivencia en armonía del castellano y el gallego. Esta fue la conversación

Dani (Viveiro) y Luis (Vigo)

¿Qué pensaría usted si un político le obligara a inyectarse un compuesto químico y usted no quisiese?¿Ha considerado la idea de que sean ustedes, los políticos, los primeros en ponerse la vacuna y esperar un año para ver que no tiene efectos adversos, para así dar ejemplo?

Estamos hablando de una enfermedad infectocontagiosa, por lo que inevitablemente muchas personas quedan infectadas, y un 0,8 % aproximadamente, mueren. Con carácter general las vacunas no son obligatorias. Lo que pretende la ley que se tramita en Galicia es gestionar esta pandemia u otra, y prevé la posibilidad de que, si en algún caso las autoridades sanitarias considerasen que fuese obligatoria, obligar a los ciudadanos a vacunarse. En Galicia vamos a tener una ley que dice que las autoridades podrán obligar a vacunar, pero en ningún caso se deduce que sea obligatoria la vacuna contra el Covid, que no tenemos todavía. No será obligatoria.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Las normas de una Navidad distinta