Optimismo de los inversores de Vigo tras cuadruplicarse el valor del bitcoin en plena pandemia

e. v. pita VIGO / LA VOZ

SOCIEDAD

XOAN CARLOS GIL

La criptomoneda supera los 18.300 dólares (15.700 euros) y ya vale cuatro veces más que cuando comenzó la crisis sanitaria de marzo

23 nov 2020 . Actualizado a las 20:57 h.

Mientras la economía real se hunde por la crisis sanitaria, las divisas digitales logran esquivar el bache. El bitcoin, la criptomoneda más famosa del mundo, ha rozado en los últimos días los 19.000 dólares (16.000 euros) por unidad, lo que le acerca a su máximo histórico del 17 de diciembre del 2017 cuando tocó el techo de los 20.000 dólares. Esta cotización cuadriplica la que tenía al inicio de la pandemia y el inicio del confinamiento, el 14 de marzo. En ocho meses, aupada por el crecimiento de la economía digital, la divisa virtual vale cuatro veces más, lo que ha generado optimismo entre los inversores de Vigo. Son las primeras buenas noticias tras tres años de hundimiento del valor del bitcoin.

Tras el final de la fiebre de hace tres años, el bitcoin se fue hundiendo hasta los 4.500 dólares, valor al que cotizaba al empezar el confinamiento de marzo. Ocho meses después ya ha cuadriplicado su valor. Tras una escalada entre marzo y agosto hasta los 10.360 dólares, esta divisa digital se desinfló a los 8.500 en septiembre pero en dos meses ha duplicado su valor y actualmente cotiza en los 18.440 dólares (15.573 euros).

Circulan 340.000 millones de dólares (286.500 millones de euros) en bitcoins en el mercado, cifra histórica de capitalización. El bitcoin se usa para pagos internacionales y por Internet o como moneda de reserva alternativa al oro. Le ven mucho futuro y la prueba es que Facebook quiere lanzar su moneda virtual. Otros expertos atribuyen la compra de bitcoins al temor a la inflación.

La noticia del ralli de la cotización del bitcoin fue acogida con satisfacción entre los inversores de Vigo. En la ciudad, estos se reúnen a debatir en un restaurante temático, el Café Rock Bitcoin, ahora cerrado por la crisis sanitaria. Allí acuden expertos a dar charlas a iniciados y les explican los comportamientos cíclicos de esta divisa virtual. El local es supervisado por Alejandro Regojo, el joven vigués que cofundó en el 2017 la criptomoneda Bitcoin Gold. Regojo, que vivió el desplome del 2018, había vaticinado ese mismo año que la criptomoneda tendía al alza a largo plazo. Acertó. En su día, hizo una comparación entre el bitcoin con el Ford T, el modelo barato de coche de 1920 que popularizó el automóvil y que dio el pistoletazo de salida para la emergente industria del automóvil.

Aún así, este experto cree que el bitcoin, a día de hoy, no ha empezado a subir de precio lo bastante. Advierte que lo de menos es el precio y que lo que importa son las billeteras activas al día. Ya hay un millón. Una billetera digital (la llamada e-Wallet) es un dispositivo electrónico, un servicio de banca móvil o una aplicación móvil para hacer transacciones electrónicas e intercambiar moneda digital por bienes y servicios.

En su firma de consultoría, Regojo nota el aumento de preguntas realizadas por empresas, sobre todo, para interesarse por el mercado virtual. Afirma que el hecho de que el bitcoin roce el techo de los 20.000 dólares será  importante pero recalca que la capitalización de mercado ya ha superado su máximo histórico antes que el precio.

El portavoz de la Asociación Gallega de Blockchain (Agalbit), el vigués Antonino Comesaña, explica que tras la escalada del bitcoin ve mayor interés en Vigo por la tecnología que sustenta las criptomonedas: el blockchain o cadena de bloques que aseguran la trazabilidad de la divisa para evitar fraudes. «Veo más interés en las charlas sobre blockchain. De media tenemos 35 asistentes aunque nosotros tratamos más la tecnología y no tanto el bitcoin», dice.

El tirón del blockchain le genera peticiones de trabajos sobre trazabilidad de productos fuera de Galicia. «Tenemos proyectos con casi toda España y hacemos varias cosas para Sudamérica», dice.