El Gobierno portugués decreta el cierre de los municipios en los puentes del 1 y el 8 de diciembre

El primer ministro luso, António Costa, durante el anuncio de las nuevas restricciones
El primer ministro luso, António Costa, durante el anuncio de las nuevas restricciones

lisboa / corresponsal

Con 6.379 positivos de coronavirus en Portugal en las últimas 24 horas, 62 fallecidos más y 485 internados en las ucis del país, 4 más que el día anterior, el Ejecutivo del socialista António Costa tuvo que endurecer las medidas en todo el país que se aplicarán en las dos semanas que dure la prórroga del estado de emergencia, desde el martes 24 de noviembre hasta el 8 de diciembre. Las restricciones fueron anunciadas este sábado por el primer ministro luso, quien reconoció que «esta segunda ola se puede prolongar durante mucho tiempo, por eso hay que intentar frenar cuanto antes su evolución con el esfuerzo de todos los portugueses y así evitar que se produzca el colapso del Sistema Nacional de Salud».

Entre las medidas más polémicas aprobadas están la prohibición de salir del municipio de residencia, salvo para trabajar o por una urgencia, durante los dos próximos puentes del 1 y del 8 de diciembre, entre las 23 horas del 27 de noviembre hasta las cinco de la mañana del 2 de diciembre, y entre las 23 horas del 4 de diciembre y las 5 de la mañana del 9 de diciembre. Costa avanzó que «para frenar los contagios y limitar la circulación, ninguna escuela o universidad del país estará abierta los días 30 de noviembre y 7 de diciembre, los funcionarios públicos no trabajarán y los comercios tendrán que cerrar a las 15 horas», confirmando el puente obligatorio.

Las áreas metropolitanas de Oporto y Lisboa continuarán con los toques de queda. Además de las medidas para frenar la pandemia en todo Portugal, los ayuntamientos con más números de infectados con covid-19, como los 47 del área de Oporto, y la capital del país, Lisboa, van a mantener las dos próximas semanas las restricciones vigentes. Allí, durante las dos próximas semanas continuarán los toques de queda, entre las once de la noche y las cinco de la mañana, de lunes a viernes, y los sábados y domingos, desde la una de la tarde hasta las cinco de la mañana.

El primer ministro luso anunció «ayudas inmediatas para los restaurantes, negocios de hostelería y para los establecimientos comerciales más afectados por estas medidas», y que, dijo, la próxima semana el ministro de Economía informará sobre los apoyos para los alquileres, gastos y prórrogas para el pago del IVA y el IRPF.

El Partido Comunista

António Costa, cuestionado sobre la celebración el 28 y 29 de noviembre en Lisboa en pleno confinamiento del Congreso del Partido Comunista Portugués (PCP), en el que participarán 600 personas, el primer ministro portugués se lavó las manos: «No se puede prohibir porque es constitucional». Los analistas lusos consideran que Costa no ha querido mojarse porque necesita los votos de los diputados del PCP para aprobar los presupuestos del próximo año, que se votarán en el Parlamento el 26 de noviembre, en vísperas del citado congreso comunista.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Gobierno portugués decreta el cierre de los municipios en los puentes del 1 y el 8 de diciembre