Una emprendedora que adoraba viajar

Rafaela Vilavedra nació en Sanxenxo pero vivió en Vimianzo

Rafaela Vilavedra
Rafaela Vilavedra

Carballo / La vOZ

Rafaela Vilavedra Torres era la menor de cuatro hermanos: Gonzalo, que falleció con 25 años, y que en la actualidad tendría 98; Josefa, de 97, y Dolores, de 96. Nunca se casó y no tuvo hijos. La muerte de su hermano Gonzalo siempre le marcó y sus sobrinos, Fefita, Marité, Charo, María Victoria, Gonzalo y Juan Manuel, fueron siempre su gran debilidad.

Rafaela Vilavedra nació en Sanxenxo. Cuando tenía ocho años se trasladó con su familia a Vimianzo porque fue el destino laboral de su padre, Gonzalo Vilavedra, funcionario de telégrafos. Junto con su hermana Dolores montó en los sesenta Encaixes Vilavedra. Fue en la rúa Trasariz que, posteriormente, se trasladó a la rúa La Torre. Llegaron a tejer una red de comerciales por Palma de Mallorca, Barcelona, Madrid... Donde el encaixe tenía gran demanda. Posteriormente ampliaron el negocio con una tienda de ropa para bebé, recordó su sobrina Marité García Vilavedra, quien solo tuvo palabras de elogio hacia la figura de su tía: «Era muy alegre, parrandera y le encantaba viajar. Estuvo en Rusia, Venezuela, Alemania, Suiza, Londres, Italia, Jerusalén, Turquía... Viajar era una de sus pasiones», apuntó Marité García, quien añadió: «Le iba tanto la fiesta que no dudaba en disfrazarse, incluso en Navidades. De hecho, en las del pasado año se volvió a disfrazar. Le encantaba salir, estar con los amigos y adoraba a su familia». Pero el covid-19 no tuvo piedad ni compasión y Rafaela Vilavedra falleció el pasado 15 de septiembre a la edad de 91 años. «Se le echa mucho de menos», sentenció.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Una emprendedora que adoraba viajar