El test de antígenos: la nueva panacea con pies de barro que vendían Madrid e Italia

Los expertos descartan su uso para el cribado masivo como pretenden Eslovaquia y Austria


La semana pasada, Madrid, como Italia en agosto, celebraba el milagro. La incidencia del covid-19 decaía a un ritmo esperanzador. En las últimas semanas, Eslovaquia comenzó una campaña de cribado total de su población (unos cinco millones y medio de personas). Austria, con casi nueve millones, le copió. El as en la manga, el arma definitiva (con permiso de la vacuna), el test de antígenos (que ahora también podrán practicar las farmacias, bajo unas normas estrictas y la tutela del Ministerio de Sanidad), también estaba en poder de Cataluña y Andalucía que, sin embargo, no lanzaban las campanas al vuelo. ¿Por qué?

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

El test de antígenos: la nueva panacea con pies de barro que vendían Madrid e Italia