Ayudas directas de hasta 7.000 euros para 21.000 hosteleros gallegos

Feijoo anuncia subvenciones al sector por el cierre al que se ve obligado, y pide al Gobierno la reducción del IVA turístico al 4 % y a los concellos, exenciones en las tasas: «Todos temos que colaborar»


Santiago / La Voz

El Consello de la Xunta aprobó una serie de ayudas directas al sector de la hostelería para compensar el cierre al que se ven obligados por las últimas restricciones decretadas en Galicia. Las subvenciones irán de los 2.200 a los 7.000 euros, dependiendo del número de empleados y del tiempo que tuvieron que permanecer, o que permanecerán, cerrados. Así, un autónomo sin empleados cobrará al menos los 2.200 euros iniciales por el cierre de actividad, pero esa cantidad se incrementará con 4.000 euros más si tienen empleados, si estuvo en ERTE o si sufrió un descenso en su facturación de más del 50 % con respecto al mismo período del año anterior. Además, los hosteleros gallegos podrán beneficiarse de 1.000 euros más por cada mes que estuvieron cerrados, de tal manera que los de los concellos ourensanos que acumulen dos meses de cierre podrán solicitar 2.000 euros, mientras que los que solo se vean obligados a cerrar en noviembre, percibirán 1.000. A las ayudas pueden optar tambien los que solo hayan tenido que cerrar durante el pasado estado de alarma.

Aunque no hay una cantidad concreta destinada a este fin, porque todo depende de las solicitudes que se presenten, Feijoo calculó que el desembolso podría ascender a 12 o incluso 15 millones de euros.

El presidente de la Xunta reconoció, en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, que estas medidas se acordaron después de consultar al sector, «que non ten culpa da pandemia» y que, además, «estaba cumprindo co aforo e coas medidas de hixiene». Pero el avance de los contagios, la necesidad de evitar que no se colapse el sistema sanitario y la voluntad de salvar la campaña de Navidad, «obrigáronnos a tomar esta decisión», dijo en referencia a las medidas que afectarán, a partir del sábado, a 60 concellos gallegos.

Feijoo recalcó que las medidas se acordaron siguiendo las indicaciones del comité clínico, «que está por riba do criterio político, polo menos mentras eu estea ao fronte da Xunta». Indicó, además, que se había decidido el cierre este mes porque, al margen del incremento de contagios, era uno de los más bajos para la hostelería, mientras que el de diciembre es uno de los que más facturan.

Serán todos los hosteleros gallegos, unos 21.000 según calculó Feijoo, los que de una manera u otra se puedan beneficiar de estas ayudas directas que se establecen al margen de las decretadas por el Gobierno central, dado que son «adicionais á bonificación do cen por cen da Seguridade Social e ao pago do 70 % do salario» del personal en ERTE.

Feijoo pidió, además, que estas ayudas (demandadas por el sector, pero también por los grupos de la oposición en Galicia) se completen con otras medidas que dependen de Administraciones como el Gobierno central, al que pidió que rebaje hasta el 4 % el IVA turístico, y de los ayuntamientos, a los que solicitó que bonifiquen o eximan de tributos y taxas a los titulares de dichos establecimientos durante el presente año, por los daños ocasionados por la pandemia.

Las ayudas, acordadas con los agentes sociales, se llevarán a una anunciada mesa de hostelería con la que se acordarán los detalles para su tramitación. El presidente de la Xunta animó a los hosteleros a solicitarlas cuanto antes, «porque canto antes as pidan, antes as cobrarán». Los posibles beneficiarios no tendrán que acreditar más que los ERTE y la pérdida de ingresos por encima del 50 %. 

El sector agradece las medidas, pero pide inmediatez, presenta su plan y exige hablar con el presidente

J. V. L.

Los hosteleros creen que muchos negocios no resistirán a las restricciones

El sector hostelero acaba de lanzar también sus propias propuestas: a nivel estatal pide un plan de apoyo de 8.500 millones de euros para salvar un millón de empleos y en Galicia una compensación directa como mínimo del 50 % de las pérdidas, así como medidas fiscales, aplazamiento y supresión de cuotas o la aplicación de un IVA reducido del 4 %. Aunque lo que más urgen los representantes autonómicos es inmediatez en la respuesta y una interlocución directa con la Xunta, con el presidente Feijoo y el vicepresidente Rueda, para buscar soluciones globales que vayan más allá de lo puramente económico.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Ayudas directas de hasta 7.000 euros para 21.000 hosteleros gallegos