Las enfermeras exigen una disculpa inmediata a Fernando Simón por «comentarios sexistas»: «No les preguntaba si eran infecciosas, eso se veía después»

La Voz REDACCIÓN

SOCIEDAD

Efe | Javier López

El Consejo General de la Enfermería estudia pedir al Gobierno el cese inmediato del epidemiólogo tras una palabras que ve como «un atentado contra la dignidad de la mujer». El PP registra una queja en el Observatorio de la Mujer

02 nov 2020 . Actualizado a las 18:53 h.

El pasado jueves, el director del centro de emergencias Fernando Simón participó en una distendida charla a través de Youtube con los hermanos escaladores Eneko e Iker Pou. «No nos ha quedado muy claro si te gustaban las enfermedades infecciosas o las enfermeras infecciosas», quisieron saber sus interlocutores en un momento dado de la conversación. «No les preguntaba si eran infecciosas o no, eso se veía unos días después», contestó el epidemiólogo. La respuesta ha sido mal encajada por el Consejo General de Enfermería, que ha denunciado «comentarios sexistas y denigrantes» del responsable del CCAES, reclamando una disculpa inmediata. Si no, pedirá su reprobación.

En un comunicado, recogido por Europa Press, la vicepresidenta primera del Consejo General de Enfermería de España, Pilar Fernández, explica que «resulta intolerable» que «una persona con la responsabilidad» de Simón «se permita intentar denigrar a una profesión tan absolutamente volcada con los pacientes» y «haga bromas y chistes» en una situación de pandemia «que tantas vidas y tanto sufrimiento ha costado».

Por ello, reclaman que reconozca «la improcedencia de sus comentarios, chascarrillos y chistes y se abstenga de volver hacerlos nunca más». «De lo contrario, estamos dispuestas a poner en marcha una recogida de firmas para pedir al Parlamento la reprobación pública de Fernando Simón y al Gobierno su cese inmediato», asegura Fernández, que añade que «España se merece que el portavoz de la estrategia contra la actual pandemia sea un experto con mentalidad acorde a los tiempos que vivimos, donde no se bromea con los derechos fundamentales de la mujer». Además, avanza que está dispuesta a poner en marcha «una campaña internacional con la ayuda del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) y la OMS para denunciar en todo el mundo» lo que consideran «una vejación a la mujer y a la profesión enfermera».