Illa: «La ciudadanía empieza a estar cansada, pero llega un invierno largo»

El ministro de Sanidad pide al PP que consolide su giro y apoye la prórroga del estado de alarma hasta el 9 de mayo


Madrid | La Voz

«El Gobierno es consciente de que la ciudadanía empieza a estar cansada de meses y esfuerzos, pero no es el momento de relajar medidas. Estamos ante unas semanas y unos meses que van a ser muy duros. Aún nos queda un horizonte amplio por delante». El ministro de Sanidad, Salvador Illa, encargado de defender este jueves el decreto mediante el que el Gobierno prevé prorrogar el estado de alarma hasta el próximo 9 de mayo, advirtió de que lo peor de esta segunda oleada de contagios del coronavirus todavía está por llegar.

Illa mencionó que, tras ocho meses de pandemia se disparan los casos de «desmotivación, estrés o fatiga pandémica», pero que conviene no bajar la guardia: «Llega un invierno largo, tendremos unas fiestas distintas a las que nos tendremos que adaptar. Quiero ser claro: el escenario actual es muy preocupante», lamentó, augurando que contribuirá a complicarlo todavía más la inminente llegada de la gripe. 

Illa solicitó a la Cámara Baja su respaldo «mayoritario» a un decreto que «exigen los ciudadanos, lo necesitan los actores económicos y lo requieren también los gobiernos autonómicos». Con los apoyos para convalidarlo garantizados, el estado de alarma se prolongará hasta el próximo 9 de mayo, aunque dos meses antes se someterá a revisión para evaluar su levantamiento a petición de la Conferencia de Presidentes, previa autorización del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. El Ejecutivo no descarta anularlo con anterioridad, pero las previsiones no son nada halagüeñas debido a la fácil propagación de los virus respiratorios durante los meses de otoño e invierno, y «la incertidumbre hasta que lleguen las primeras dosis de una vacuna».

Mientras esté vigente el estado de alarma, Sánchez tendrá que rendir cuentas cada dos meses ante el Pleno de la Cámara Baja, unas comparecencias a las que accedió el Gobierno a cambio del apoyo de ERC y Bildu al decreto, y que se complementarán a las de Illa en el marco de la comisión de su ramo. 

El ministro de Sanidad pidió el apoyo mayoritario del Parlamento, pero se dirigió de forma especial a la tribuna del PP, formación que ya anunciado que se abstendrá: «Deben hacer una reflexión y tomar una decisión, pueden acertar, me gustaría que así fuera», deseó, pidiendo que imitaran «el sentido de estado» con el que actúa la oposición en otros países del entorno. «Tienen que decidir si quieren consolidar la posición política que estrenaron la pasada semana», dijo, tras el desmarque de Casado de «la ultraderecha» en la moción de censura presentada por Vox.

Golpe de efecto de Casado

Desde el PP garantizaban ayer que la previsión era que subiese a fijar la postura de su grupo la portavoz parlamentaria, Cuca Gamarra, pero finalmente, «por alusiones», fue Casado. El jefe de la oposición buscó un golpe de efecto subiendo a la tribuna coincidiendo con la salida de Sánchez del hemiciclo. Desde allí dijo sentir «envidia» del liderazgo de otros mandatarios europeos como Merkel o Macron frente a «un presidente del Gobierno ausente» al que acusó de «parapetarse» tras los regidores autonómicos. El dirigente popular agradeció a todos los ellos, «no solo a los del PP», su trabajo para contener los efectos de la pandemia.

Casado confirmó que su grupo se abstendrá en la votación de este jueves, lo que no impidió que aireara sus críticas por la forma de actuar del Gobierno, al entender que los seis meses de estado de alarma son excesivos, y denunciando su falta de iniciativa para proceder a una reforma de la ley de Salud Pública que permita limitar los movimientos sin la necesidad de recurrir a la alarma.

Recurso de Vox al Constitucional 

Los que votarán en contra de la prórroga, probablemente los únicos, serán los diputados de Vox. Así lo confirmó su líder, Santiago Abascal, que también avanzó que mañana acudirán el Tribunal Constitucional para presentar un recurso. El presidente de Vox también denunció la ausencia en la Cámara «del tirano Sánchez», pero también aprovechó para continuar su ofensiva hacia el PP, a los que acusó de «serviles».

Apoyo crítico del BNG

El BNG apoyará la prórroga del estado de alarma durante seis meses. Lo hará por «responsabilidad» y «desde la discrepancia», tal y como manifestó Néstor Rego. El diputado nacionalista denunció el intento de Sánchez de pretender «burlar» el control parlamentario, alegando que precisamente en este estado de excepcionalidad es cuando resulta más prescindible el mismo. Por ello, vía enmiendas, propusieran que la alarma solo se prorrogase durante dos meses con comparecencias periódicas del jefe del Ejecutivo.

Por otra parte, reclamó garantizar medidas de «compensación económica y de protección social» que compensen sus efectos: «Vamos a estar atentos y vigilantes», advirtió.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Illa: «La ciudadanía empieza a estar cansada, pero llega un invierno largo»