El Congreso autoriza al Gobierno a prorrogar el estado de alarma hasta el 9 de mayo

La oposición denunció la ausencia de Pedro Sánchez para defender la postura del Ejecutivo


Madrid | La Voz

El Gobierno logra el visto bueno del Congreso para prorrogar el estado de alarma hasta el 9 de mayo, pero con dos condiciones impuestas por ERC a su pretensión inicial. En primer lugar, la alarma será sometida a revisión dos meses antes de que expire, una decisión que Moncloa tomará en base al diagnóstico de la pandemia que emita el Consejo Interterritorial del Sistema de Salud Pública, organismo integrado por Sanidad y las consejerías autonómicas; si los datos acompañan, desde la Conferencia de Presidentes podrán instar a Sánchez a retirar la alarma. Por otra parte, el presidente tendrá que rendir cuentas ante la Cámara Baja cada dos meses, comparecencias que complementarán a las de Salvador Illa en el marco de la comisión de su ramo.

El ministro de Sanidad fue este jueves el encargado de defender el decreto de la prórroga. Y en la línea mostrada el pasado domingo por Sánchez, no ocultó su voluntad de desactivar la alarma antes de la primavera, aunque admitió que las perspectivas no son nada halagüeñas debido al horizonte todavía lejano para una vacuna y a la mayor incidencia de virus como la gripe durante el otoño y el invierno. Es decir, que lo peor está todavía por llegar. «El Gobierno es consciente de que la ciudadanía empieza a estar cansada de meses de esfuerzos», dijo Illa, destacando los cada vez más abundantes casos de «desmotivación, estrés o fatiga pandémica», pero llamó a no bajar la guardia por los meses «muy duros» que se avecinan. «Llega un invierno largo, tendremos unas fiestas distintas, nos tendremos que adaptar. Quiero ser claro: el escenario es muy preocupante».

El Ejecutivo logró el visto bueno del Congreso a la prórroga con cierta holgura, ya que solo Vox y la CUP votaron en contra, pero lejos de la «abrumadora» mayoría reclamada por el ministro. Illa se dirigió en varias ocasiones a la bancada del PP reclamando su apoyo, invitándoles a que imitaran el «sentido de estado» con el que actúa la oposición en otros países del entorno. «Tienen que decidir si quieren consolidar la posición política que estrenaron la pasada semana», dijo, tras el desmarque de Casado de «la ultraderecha» en la moción de censura de Vox.

Golpe de efecto de Casado

La previsión oficial del PP era que subiese a fijar la postura de su grupo la portavoz parlamentaria, Cuca Gamarra, pero finalmente, «por alusiones», subió Casado. El jefe de la oposición buscó un golpe de efecto al acceder a la tribuna de oradores en el mismo instante en el que Sánchez, que acudió de oyente, abandonaba el hemiciclo. Desde allí dijo sentir «envidia» del liderazgo de otros mandatarios europeos como Merkel o Macron frente a «un presidente del Gobierno ausente», al que acusó de «parapetarse» tras los regidores autonómicos. El dirigente popular agradeció a todos ellos, «no solo a los del PP», su trabajo para contener los efectos de la pandemia tras confirmar la «abstención crítica» de su grupo y anunciar que buscará amparo en Europa.

Ciudadanos votó a favor de la prórroga, aunque Arrimadas se mostró también muy crítica con la «falta de liderazgo» del presidente de un Gobierno que «se borra» de una cuestión de semejante magnitud: «La única razón por la que derivan las responsabilidades en las comunidades autónomas es que no se desgaste el Gobierno, y no es serio», lamentó.

Vox recurrirá al Constitucional

Junto a los antisistema de la Cup, el único grupo que votó en contra de la prórroga fue Vox. Su líder, Santiago Abascal, avanzó que mañana acudirán al Tribunal Constitucional para presentar un recurso solicitando la suspensión cautelar de la misma. El presidente de Vox también denunció la ausencia en la Cámara «del tirano Sánchez», aunque no desaprovechó la ocasión para continuar su ofensiva hacia el PP, a los que acusó de practicar una «servil oposición» a un Gobierno que pretende implantar «un estado de excepción».

Tal y como se pudo comprobar en los dos debates celebrados tras la moción de censura, la distancia que separa a Vox y al PP es cada vez mayor, aunque desde el Gobierno mantienen la estrategia de introducirlos en el mismo saco: «Pili y Mili», dijo Illa en la réplica, «vemos con estupor que esto se ha convertido en unas primarias de la derecha». 

Apoyo crítico del BNG

El BNG apoyó la prórroga por «responsabilidad» y «desde la discrepancia», tal y como manifestó Néstor Rego. El diputado nacionalista denunció el intento de Sánchez de pretender «burlar» el control parlamentario, alegando que precisamente en este estado de excepcionalidad es cuando resulta más prescindible el mismo. Por ello, vía enmiendas, propusieran que la alarma solo se prorrogase durante dos meses con comparecencias periódicas del jefe del Ejecutivo.

Por otra parte, reclamó garantizar medidas de «compensación económica y de protección social» que compensen sus efectos: «Vamos a estar atentos y vigilantes», advirtió.

Galicia, una excepción al cierre perimetral

U.R.

Es la única comunidad, junto a  Extremadura, Baleares y Canarias que no ha tomado esta decisión

Galicia, Extremadura, Baleares y Canarias son, en estos momentos, las únicas comunidades autónomas que se resisten a decretar un cierre perimetral. O lo que es lo mismo, son los únicos territorios que permiten la entrada y la salida de ciudadanos. 

El Gobierno gallego descartó, por ahora, el cierre de la comunidad aunque se mantiene el «confinamiento» de zonas concretas como la ciudad de Ourense. A pesar de esto, la comunidad se ha quedado «aislada» debido a las restricciones de movimiento aprobadas por de Asturias, Castilla y Léon y Portugal

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El Congreso autoriza al Gobierno a prorrogar el estado de alarma hasta el 9 de mayo