Monforte se acerca al pico de hospitalizaciones de la primera ola

Este martes hay ocho pacientes ingresados con síntomas severos de covid-19, la cifra más alta desde marzo

Una mujer con mascarilla frente a la entrada de urgencias del hospital de Monforte
Una mujer con mascarilla frente a la entrada de urgencias del hospital de Monforte

Monforte / La Voz

El hospital de Monforte tiene en estos momentos ocho pacientes con coronavirus. Esta cifra, la más alta desde el mes de marzo, es la consecuencia de los brotes de covid-19 activos en Monforte y en Bóveda. No son todavía unos números que comprometan la capacidad asistencial del hospital monfortino, pero sí sirven como indicativo sobre la evolución de los brotes activos en estos momentos en la zona, porque se acercan al pico máximo alcanzado durante la primera ola de la pandemia.

Ese pico está en once pacientes ingresados al mismo tiempo. Se alcanzó en el mes de marzo, en pleno confinamiento y poco antes de que el encierro general de la población consiguiese reducir el número de contagios. A mediados de abril, el hospital de Monforte dio el alta a su último enfermo y se convirtió en el el primero de Galicia en quedar libre de coronavirus. Y así siguió hasta principios de agosto, cuando empezaron a volver los ingresos. El primer caso del verano venía de un brote en O Saviñao que no fue a más. El que empezó en Monforte a mediados de agosto también generó hospitalizaciones, pero menos que el actual. Hasta este mes de octubre, lo normal es que en el hospital de Monforte hubiese una o, como mucho, dos personas ingresadas en el área covid. Esto empezó a cambiar a mediados de este mes.

Los responsables del hospital de Monforte aplicaron cambios en el funcionamiento del centro para adaptarlo a lo que pudiera venir en los meses siguientes. Además de implantar dos circuitos de entrada en urgencias diferenciados para pacientes sospechoso de tener coronavirus y para el resto, una de las plantas del hospital quedó reservada para estos casos. Y así sigue, de forma que en estos momentos el hospital monfortino dispone de catorce habitaciones para pacientes diagnosticados de covid-19 o sospechosos de tenerlo. En principio, cada pacientes tiene su propia habitación. Si el número de ingresos supera los 14, empezarán a usarse como habitaciones dobles. Hay además otra planta entera en reserva por si los casos se disparan y las hospitalizaciones superan las 28.

Monforte no tiene unidad de cuidados intensivos, así que los pacientes que precisan de ese tipo de asistencia tienen que ser trasladados al centro de referencia más cercano, que es el hospital público de Lugo.

Subida desde el día 15

Los brotes activos en Monforte y en Bóveda se detectaron en torno al 15 de octubre, a mediados de la tercera semana del mes. Esa semana terminó con dos dos pacientes con covid-19 hospitalizados en Monforte. A mediados de la semana siguiente ya eran tres y en su tramo final se habían convertido en cinco. Este martes, doce día después de iniciados estos brotes, son ya ocho.

Tres de estos ocho pacientes son usuarios de la residencia para personas con discapacidad física que hay en Bóveda. En DomusVi, la empresa propietaria de este centro asistencial, daban el lunes por controlado el brote que afecta a estas instalaciones. Está por ver si la nueva tanda de pruebas diagnósticas prevista para esta semana confirma ese análisis optimista o si, al contrario, incrementa el número de contagios y, por lo tanto, el riesgo de nuevas hospitalizaciones.

En el hospital de Monforte están especialmente atentos a lo que pase en este centro asistencial. No se trata de una residencia para personas mayores, pero aún así una parte significativa de sus usuarios son especialmente vulnerables a esta enfermedad.

Una planta con 28 camas

Los responsables del hospital de Monforte aplicaron a principios de marzo cambios en el funcionamiento del centro para adaptarlo a lo que pudiera venir en los meses siguientes. Además de implantar dos circuitos de entrada en urgencias diferenciados para pacientes sospechoso de tener coronavirus y para el resto, una de las plantas del hospital quedó reservada para estos casos. Y así sigue, de forma que en estos momentos el hospital monfortino dispone de catorce habitaciones para pacientes diagnosticados de covid-19 o sospechosos de tenerlo.

En principio, cada paciente tiene su propia habitación. Si el número de ingresos supera los 14, empezarían a usarse como habitaciones dobles. Hay además otra planta entera en reserva por si los casos se disparan y las hospitalizaciones superan las 28.

Monforte no tiene unidad de cuidados intensivos, así que los pacientes que precisan de ese tipo de asistencia tienen que ser trasladados al centro de referencia más cercano, que es el hospital público de Lugo.

Así fue la primera ola de covid-19 en el hospital público de Monforte

Carlos Cortés
Punto de toma de muestras en el apardcamiento del hospital de Monforte para detectar casos de coronavirus
Punto de toma de muestras en el apardcamiento del hospital de Monforte para detectar casos de coronavirus

Un informe revela el perfil medio de los pacientes que estuvieron más graves

Hombre, de 72 años y con otras enfermedades. Ese es el perfil medio de los pacientes que tuvieron que ser ingresados en el hospital público de Monforte durante la primera ola del coronavirus, durante la primavera y el principio de este verano. Es una de las conclusiones de un informe elaborado por personal del departamento de medicina interna de este centro sanitario y publicado en una revista científica internacional. Se trata del primer informe sobre el covid-19 efectuado por médicos gallegos que combina datos sobre el control clínico de la enfermedad en un hospital y en las residencias de mayores y demás centros asistenciales de su área de influencia .

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Monforte se acerca al pico de hospitalizaciones de la primera ola