Caballero a Feijoo: «Non se pode xogar coa saúde da cidadanía por unha falsa cuestión reputacional»

El líder del PSdG pide al presidente de la Xunta que «rectifique» y apoye el estado de alarma


Santiago / La Voz

El secretario xeral del PSdeG advierte a Feijoo de que no se puede jugar con la salud de las personas «por unha falsa cuestión reputacional» y le pide al presidente de la Xunta y líder del PPdG que rectifique y que apoye el estado de alarma. Ante las declaraciones del presidente de la Xunta en las que se oponía a la decisión tomada ayer por el Consejo de Ministros, el portavoz del grupo socialista en el Parlamento de Galicia subraya que «o estado de alarma é a figura constitucional que ofrece solvencia xurídica para tomar todas as medidas necesarias para frear a segunda onda de contaxios» y necesaria para salvar la actividad económica, cultural y social. Caballero le pidió a Feijoo que deje de estar «agochado» y que subsane el «erro histórico» que supondría no apoyar el estado de alarma en el Congreso. A su entender, el gobierno gallego está «ausente» de los problemas de Galicia tras convertir la atención primaria «nun servizo telefónico» y permitir el «colapso» de la campaña de vacunación de la gripe a los pocos días de empezar.

Caballero abogó, además, por ampliar el plazo de vigencia de la comisión para la reactivación económica en el Parlamento de Galicia, al entender que, con el calendario pactado por el PP y el BNG, se cerrará ante de que lleguen las ayudas de la UE. El PSdeG presentó una propuesta en la que amplía las comparecencias en dicha comisión, incluyendo a representantes de los sindicatos, del mundo empresarial, de la transición ecológica, del rural y de los colectivos que trabajan por la igualdad o en la dependencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Caballero a Feijoo: «Non se pode xogar coa saúde da cidadanía por unha falsa cuestión reputacional»