Feijoo admite que las restricciones «son duras», pero pretenden evitar un escenario peor

El presidente de la Xunta mantiene un tenso cara a cara con la líder del BNG por el impacto del covid en las residencias de mayores


Mientras el conselleiro de Sanidade daba cuenta este miércoles de las medidas contra el coronavirus que entrarán en vigor la próxima medianoche en toda Galicia, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, comparecía ante la sesión de control del Parlamento para aludir también a ellas y admitir que se trata de restricciones «que son complexas e duras para a poboación», pero remarcó que era la mejor forma de evitar que la pandemia se agrave en la comunidad, como ocurrió en otras muchas autonomías o ciudades españolas.

Galicia se sitúa en el nivel 2 de restricciones, explicó el jefe del Ejecutivo, para trabajar con «anticipación nas decisións» y evitar un escenario peor, «aínda que sexamos a comunidade autónoma con menos ocupación de camas de uci». También insistió Feijoo en que «non me cansarei de pedir» mayor coordinación a nivel de Estado y seguridad jurídica para luchar contra la pandemia, con la promulgación de una norma «que dea capacidades ás autoridades de saúde pública para tomar decisións», sin tener que pasar «pola chantaxe» del Estado de alarma.

Feijoo hizo estas valoraciones en un tenso cara a cara que mantuvo con la líder del BNG, Ana Pontón, sobre el impacto del covid-19 en las residencias de mayores. La dirigente nacionalista inició su intervención leyendo el nombre de los centros más afectados por la epidemia y el número de víctimas mortales que dejó. «Podía seguir así cunha lista que encolle o corazón», señaló Pontón, que cifró en 364 el número de usuarios de las residencias fallecidos por coronavirus. Demandó que la Xunta intervenga todas las residencias mientras dure la segunda oleada, que aumente las ratios de personal y suministre más PCR a las centros.

El mandatario autonómico puso en valor que el número de fallecidos en las residencias gallegas está 18 puntos por debajo de la media española, el 43,7 % frente al 62 %, y puso por delante que habrá una propuesta para discutir con la comisión de expertos para mejorar le modelo residencial. En todo caso, reprochó a Pontón que hiciera «demagoxia» con un asunto tan sensible, y tras confesar que su padre falleció en una residencia, y que por tanto sabe el dolor que eso produce, subrayó que «equivocase de país e equivócase de Goberno» el que crea que la Xunta «non vai seguir coidando dos nosos maiores».

Y concluyó apelando a la responsabilidad de todos para erradicar los comportamientos incívicos. «Vainos tocar a todos sacrificar parcelas de liberdade», dijo Feijoo, pero es aras de conseguir algo mucho más importante, como es «preservar a vida das persoas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Feijoo admite que las restricciones «son duras», pero pretenden evitar un escenario peor