Cierres por comunidades: de las grandes ciudades aisladas al diminuto pueblo donde los vecinos «mandan» más que las autoridades

Nueve regiones españolas, con criterios dispares, tienen confinamientos en municipios o cerraron perimetralmente todo su territorio. Cada una toma medidas diferentes

Manuel Galindo, el único hostelero que mantiene abierto su bar en el municipio confinado más pequeño de España, ubicado en Valladolid
Manuel Galindo, el único hostelero que mantiene abierto su bar en el municipio confinado más pequeño de España, ubicado en Valladolid

Redacción / La Voz

El embiste de la segunda ola de coronavirus en España obliga a actualizar cada día los mapas de confinamientos y de otras restricciones que se van decretando en las distintas regiones para tratar de frenar la pandemia. Las medidas son dispares, no responden a los mismos criterios ni incluyen las mismas prohibiciones y, por tanto, la conclusión es que hay 17 formas distintas de tratar de atajar la pandemia, tantas como regiones (que son 19 formas distintas de actuar si se tiene en cuenta a Ceuta y Melilla).

Repasando el mapa de restricciones, hay desde grandes cierres (que incluso incluyen a comunidades autónomas enteras como las de Navarra o La Rioja) a confinamientos diminutos, como el de un curioso pueblo vallisoletano de 500 habitantes llamado San Pedro de Latarce. Allí, por ejemplo, los vecinos han sido más estrictos que las propias autoridades. Manuel Galindo, el único hostelero que mantiene su local abierto en San Pedro de Latarce, señala: «Nos han confinado y, unos porque tuvieron el coronavirus y otros por presión o por lo que sea, todo el mundo ha cerrado los bares, sin que lo hubiese mandado nadie. Yo también estuve cerrado aunque podría haber abierto, y ahora ya he vuelto a ponerme en marcha. Pero lo cierto es que hay muy poca gente en la calle», señala. Luego, reflexiona entre risas: «Lo cierto es que aquí hemos ido más allá de lo que nos han mandado las autoridades, y ahora solo yo tengo el bar abierto. Esperemos que esto termine pronto, porque la verdad es que es complicado... y eso que aquí somos muchos, 500.000 habitantes... bueno, mejor dicho 500 habitantes solo», señala con una retranca bastante gallega pese a su inconfundible acento castellano. 

¿Qué pasa en el resto de España, a qué poblaciones afectan los confinamientos? A continuación, un repaso por los cierres en las nueve comunidades que actualmente han puesto coto a la movilidad, que son las siguientes: Andalucía, Aragón, Castilla-León, Extremadura, Galicia, La Rioja, Madrid, Navarra y Murcia. En otras regiones, aunque la incidencia de la pandemia es alta, como Cataluña, se han tomado otras medidas, algunas con mucha polémica como el cierre de bares, pero de momento no se ha restringido la movilidad. 

ANDALUCÍA

En la comunidad andaluza los contagios siguen al alza y hoy mismo, miércoles, marcaron un nuevo récord. Se han tomado distintas medidas de contención de la pandemia. Pero, eso sí, solamente hay un municipio confinado, donde los ciudadanos no pueden moverse salvo por necesidades justificadas. Se trata de Écija, un ayuntamiento de Sevilla con cerca de 40.000 habitantes. De ese cierre perimetral salieron ya otros lugares como Linares (Jaén), donde la situación era especialmente preocupante porque es uno de los municipios con la tasa de paro más elevada de España y, con las restricciones, la poca actividad económica que había decayó aún más. Sevilla y Granada son actualmente las provincias que más contagios están sumando y, por tanto, donde las autoridades podrían valorar nuevas restricciones para tratar de doblegar la curva.

ARAGÓN

La situación es peliaguda en la región aragonesa, donde desde mañana estarán confinadas las ciudades de Zaragoza, Huesca y Teruel. Así, un total de 800.000 personas verán limitados sus movimientos. Además, a partir del lunes, toda la comunidad pasa a la llamada fase tres, con unas medidas muy duras. Por ejemplo, no puede haber reuniones de más de seis personas no convivientes. En las bodas, bautizos, comuniones o cualquier tipo de celebración el número máximo de invitados en un local interior es de diez y no se puede consumir dentro de los bares, que cerrarán a las diez de la noche. Como curiosidad, en los locales de culto queda prohibido el canto (cabe recordar que en la transmisión aérea del coronavirus las posibilidades de contagio aumentan mucho al hablar y, sobre todo, al gritar o cantar, de ahí, seguramente, la curiosa prohibición).

CASTILLA-LEÓN

En esta región, la lista de municipios confinados es amplia e incluye desde grandes ciudades a pueblos diminutos. Así, la movilidad está reducida y los vecinos solo pueden entrar y salir por causas justificadas en Aranda de Duero, Burgos, Salamanca, León, Palencia, Miranda de Ebro y el municipio leonés de San Andrés del Rabanedo. Llama la atención que continúe el confinamiento en Pedrajas de San Esteban, una localidad vallisoletana de poco más de tres mili habitantes que afronta ya su quinta semana confinada. Y también resulta bien curioso el caso de San Pedro de Latarce, que con solo 500 habitantes también está confinado. Se cerró tras sumar 47 casos positivos de covid-19, lo que equivalía a que el 10 % de la población tenía la enfermedad. A mayores, hoy se sumó Ponferrada, en El Bierzo, a la lista de ciudades donde la movilidad queda limitada a necesidades básicas.

EXTREMADURA 

En el caso extremeño, el lugar donde la incidencia de la pandemia es mayor es  Almendralejo, un municipio de Badajoz de unos 30.000 habitantes, donde se decretó el confinamiento perimetral y la vuelta a la fase uno. Igualmente, están en situación de aislamiento perimetral y con medidas de control de aforo las localidades de Jarandilla de la Vera, La Roca de la Sierra, Usagre, Cabezuela del Valle, Jerte y Tornavacas. Hay más municipios donde se redujeron los aforos. 

GALICIA

En Galicia también acaban de endurecerse las medidas para el control de la pandemia. Así, en toda la comunidad el número máximo de personas no convivientes que pueden reunirse es de cinco y hay más limitaciones para toda la región, que entran en vigor prácticamente de inmediato. En cuanto a los confinamientos perimetrales, por ahora afectan a 134.048 vecinosOurense y Barbadás están en esta situación desde el pasado 7 de octubre y, a pesar de que los datos han mejorado, continuarán «confinados». A esta restricción de movilidad se suman Verín, Oímbra y Vilardevós (solo se permitirá a sus ciudadanos la circulación libre entre estos municipios). Y la lista la completan los concellos de Carballiño, O Irixo y Boborás.

LA RIOJA 

La comunidad riojana representa uno de los casos más curiosos de España. Por lo que habían anunciado las autoridades, se creía que iban a decretar un confinamiento duro. Pero, finalmente, hoy se concretó la medida y se comprobó que se trata de un cierre perimetral singular. Así, en lugar de actuar por municipios, como hacen buena parte de las regiones, se decidió confinar toda la comunidad. Es decir, los riojanos no pueden salir de la región sin una causa justificada (para trabajar y demás). Pero sí se permite la movilidad entre los municipios, aunque no se recomienda dado que tienen 35 brotes activos y los contagios no dejan de subir. También se dijo que podría decretarse el cierre de los negocios, pero finalmente lo que se hará es cerrarlos a partir de las 21.00 horas, salvo aquellos que se consideran esenciales como supermercados, farmacias o establecimientos que sirvan comida a domicilio. El confinamiento se prevé que entre en vigor el viernes y que se prorrogue al menos quince días. 

MADRID

Aunque la situación podría cambiar en los próximos días, en Madrid de momento tienen reducida la movilidad unos 4,7 millones de personas, de ellas 4,5 bajo el decreto del estado de alarma, que afecta a la propia capital, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Torrejón de Ardoz, Móstoles y Parla. Pero, además, hay que tener en cuenta las restricciones que también impuso la comunidad en otras áreas de salud. Así, al margen de las medidas impuestas por el Gobierno central, la Comunidad mantiene restricciones en áreas sanitarias de otros siete municipios de menor tamaño, donde hay casi 157.500 personas que tampoco pueden salir de su zona salvo por necesidades básicas. La lista es amplia: las zonas de Reyes Católicos, en San Sebastián de los Reyes; la zona de Humanes de Madrid, que agrupa al municipio homónimo y a Moraleja de Enmedio; y la zona de Villa del Prado, que incluye también a la localidad de Aldea del Fresno. En esa misma situación están en zonas de Colmenar Viejo, Arganda del Rey, Coslada, en la zona de Valleaguado o Collado Villalba. 

MURCIA 

En Murcia, aunque la tasa de positividad sigue siendo alta, las cosas están un poco mejor. Y eso permitió que saliesen de las restricciones de movilidad localidades como Jumilla y Lorca, con lo que ya solo quedan confinadas un total de 47.000 personas repartidas en Totana, Fortuna y Abanilla.

NAVARRA

Es otro de los puntos calientes de covid-19 actualmente. Las autoridades regionales se decantaron por un confinamiento parecido al de La Rioja, aunque más allá de la movilidad las medidas son más duras que las riojanas. Así, se cierra perimetralmente la comunidad. Es decir, no se puede salir ni entrar del territorio foral sin una causa justificada (ir al médico, a actividades académicas, acudir al lugar de trabajo o por cuidado de mayores). A mayores, se actúa con dureza con la hostelería. Como en el caso de Cataluña, se decreta el cierre de bares, cafeterías y restaurantes, establecimientos que solo podrán mantener la actividad para venta de pan y prensa y para venta de comida a domicilio hasta las 21 horas. El confinamiento y las demás medidas entran en vigor mañana, jueves. 

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cierres por comunidades: de las grandes ciudades aisladas al diminuto pueblo donde los vecinos «mandan» más que las autoridades