El PP denuncia que una diputada de Más Madrid simuló que disparaba con el dedo a un consejero de Ayuso

Mónica García apuntó con su mano hacia Javier Fernández-Lasquetty, consejero madrileño de Hacienda y Función Pública

EFE
Agencias

Un gesto de una diputada de la Asamblea de Madrid ha desatado la polémica, que también ha llegado este jueves al debate del Congreso. Mónica García, médico anestesista de Más Madrid muy beligerante contra la gestión de la pandemia que está realizando el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, es la protagonista del episodio que ha llevado a enfrentarse a la formación dirigida por Íñigo Errejón y al Partido Popular. García ha colocado su mano simulando una pistola y ha apuntado al consejero madrileño de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty mientras este respondía a una cuestión que había sido planteada por ella durante la sesión semanal de control al Ejecutivo autonómico. Concretamente, Lasquetty estaba tachando a su adversaria política de activista cuando se dio la controvertida imagen.

Cuca Gamarra, portavoz popular en el Congreso, criticó la acción de la diputada de Más Madrid en una de sus intervenciones: «¿Qué le parece a usted que una diputada de Más Madrid señale y simule un disparo dentro de la Asamblea de Madrid dirigiéndose a la presidenta de Madrid y a la bancada?», ha preguntado Gamarra a la portavoz del Grupo Socialista, para añadir que «lo que ocurre es que el PP lleva 25 años gobernando en la Comunidad de Madrid y eso es lo único que los socialistas no soportan». Errejón defendió a su compañera desde el estrado: «Ustedes tienen que retirar la barbaridad que han dicho. Han dicho que la señora Mónica García, médica de la Comunidad de Madrid, ha señalado con una pistola amenazando a alguien del PP».

En la Asamblea de Madrid han triunfado este jueves las metáforas y juegos relacionados con las armas. Isabel Díaz Ayuso le ha afeado al Gobierno central que cerrase Madrid «a punta de pistola» decretando el estado de alarma sin darle «otra opción» y bajo el criterio de la «imposición». La dirigente madrileña, en la contestación a la pregunta del portavoz del PSOE, Ángel Gabilondo, ha trasladado que están centrados en «políticas sensatas y moderadas» que están permitiendo bajar la «presión hospitalaria». Pero, ha lamentado que la opción «única» del Gobierno de España fuera imponer «unas medidas sin ser consensuados y no bajo criterios técnicos.«La única opción que dieron es cerrar yo la ciudad de Madrid, cuando no estoy de acuerdo o hacerlo el Gobierno y, además, a punta de pistola porque tal como lo dicen lo estaban publicando el estado de alarma en los medios», ha lamentado.

Pero el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado este jueves en el Congreso que el Gobierno quiere que el estado de alarma sea el «ultimísimo recurso», a la vez que ha advertido de que estamos en una segunda oleada que «hay que tomarse muy en serio porque no sabemos qué va a pasar en tres, cuatro o cinco semanas». Illa respondía de esta manera a los grupos parlamentarios en el turno de réplica durante su comparecencia en el Congreso para informar del Decreto por el que se declara el estado de alarma en nueve municipios de Madrid, entre ellos la capital, que este viernes cumple una semana. «Estamos en un escenario inestable en el que hoy podemos estar bien y mañana no y sacar pecho no es aconsejable», ha señalado Illa, quien ha pedido «mucha humildad». El ministro ha contestado a la portavoz del PP, Cuca Gamarra, diciendo que las medidas adoptadas en Madrid «no tienen nada de arbitrarias», ya que son aplicables a todo el territorio nacional, ni «autoritarias», pues ha sido adoptadas en el seno del Consejo Interterritorial de Salud, «ni tienen nada de abusivas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El PP denuncia que una diputada de Más Madrid simuló que disparaba con el dedo a un consejero de Ayuso