Sanidad se niega a levantar el estado de alarma en Madrid porque no se fía de los datos de Ayuso

Insiste en que la perspectiva debe ser bajar la incidencia a menos de 200 casos por cada 100.000 habitantes

Isabel Díaz Ayuso
Isabel Díaz Ayuso

El Ministerio de Sanidad incorporó ayer 7.118 casos más de coronavirus -de los que 2.759 fueron diagnosticados el día previo- al contador total que el Gobierno puso en marcha a principios de marzo cuando se detectaron las primeras infecciones en España. Este acumulado roza ya los 900.000 (896.086) contagios, mientras que el de muertos, con 80 más que la jornada anterior, asciende a 33.204. Las cifras de fallecidos de esta segunda ola aún se mantienen lejos de las de marzo y abril, pero las de positivos diarios empiezan a acercarse a las de entonces: el pasado viernes se registraron 5.986; desde el 4 de abril no se habían conmutado tantos en una sola jornada. Los datos de este arranque de semana desentonan, sin embargo, con la evolución de los últimos días. Ayer, Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, volvió a achacar la caída en los contagios diarios a retrasos en las notificaciones que llegan de las comunidades, revelando que algunas tardan hasta ocho días en dar parte de sus nuevas infecciones. «Ha sido un puente largo -recordó-. Y es importante ser prudentes a la hora de interpretar sobre todo las cifras más recientes».

Este desplome de casos que, de confirmarse, podría suponer el principio del fin de esta segunda ola o al menos la estabilización de la situación, se aprecia con claridad en las cifras que el Ministerio dio ayer de la Comunidad de Madrid: 1.126 contagios más, 491 con fecha de diagnóstico de las últimas 24 horas. El día anterior habían sido incluso menos, solo 330, cuando la región acostumbraba a registrar unos mil casos al día. Este balón de oxígeno ha resucitado su incidencia acumulada, tanto que ayer se situó ya por debajo del límite de 500 casos por cada 100.000 habitantes que el Gobierno fijó para confinar ciudades. A pesar de ello, Sanidad no contempla levantar el estado de alarma, tal y como ayer le exigió la presidenta de la Comunidad Isabel Díaz Ayuso y el alcalde la capital, José Luis Martínez-Almeida.

Gobierno y Madrid volvieron a verse las caras este martes en una nueva reunión del Grupo Covid-19 que, una vez más, resultó estéril. Mientras la dirigente regional y el regidor defienden que los madrileños han sido «secuestrados» -consideran que «no pueden ser rehenes de una batalla política»-, planteándose incluso recurrir ante los tribunales el régimen excepcional decretado el pasado viernes, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, coincidió con Simón en su preocupación por los retrasos en las notificaciones, concretamente en las de Madrid, y se mostró inquieto por el descenso de las PCR en esta comunidad, un 40 % menos en las últimas semanas. «Retiraremos el estado de alarma en cuanto podamos, pero hay que tener una perspectiva de bajar la incidencia acumulada por debajo de 200, no de 500», sentenció.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sanidad se niega a levantar el estado de alarma en Madrid porque no se fía de los datos de Ayuso