Vuelven las protestas contra el estado de alarma en Madrid

Decenas de personas se concentraron anoche frente a la sede nacional del PSOE de la calle Ferraz y en la zona de Núñez de Balboa


Redacción

Decenas de personas se concentraron a última hora de este viernes frente a la sede nacional del PSOE de la calle Ferraz y en la zona de Núñez de Balboa para protestar por la declaración del estado de alarma en Madrid y otros ocho municipios de la Comunidad de Madrid.

Ambas concentraciones se han convocado por redes sociales tras la decisión del Gobierno de establecer el estado de alarma en nueve localidades de la región, entre ellas la capital, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) tumbase las medidas restrictivas ordenadas por el Ministerio de Sanidad.

Ataviados con banderas de España, los manifestantes han hecho sonar sus cacerolas para pedir la dimisión del presidente del Gobierno al grito de «libertad».

Frente a la sede de Ferraz, custodiada por varios furgones de la Policía, decenas de personas han coreado gritos como «Pedro Sánchez, dictador» o «Pablo Iglesias al paredón» al compás de las palmas y haciendo sonar sus cacerolas.

También el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, han sido objeto de cánticos como «Illa y Simón, la misma mierda son».

En Núñez de Balboa, zona que se hizo famosa por las manifestaciones de ciudadanos contra el estado de alarma en los meses más duros de la pandemia, también se ha congregado un grupo de ciudadanos para pedir a Sánchez que deje el Gobierno y censurar como «ilegal» la declaración del estado de alarma.

En ambos casos, varios furgones de la Policía Nacional han vigilado el desarrollo de las protestas, que se han desarrollado con normalidad y sin incidentes.

Moncloa acusa a Ayuso de «no hacer nada» y decreta la alarma en Madrid

Fran Balado
El ministro de Sanidad, Salvador Illa
El ministro de Sanidad, Salvador Illa

El Gobierno aplica las restricciones de movilidad previas al pronunciamiento del TSJM

«La paciencia tiene un límite», afirmaba ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Y la del Gobierno central con Madrid se agotó ayer al filo del mediodía. La llamada telefónica de Isabel Díaz Ayuso a Pedro Sánchez unos minutos después de las 12 horas no hizo cambiar de opinión al jefe del Ejecutivo, y solo sirvió para que este la transmitiera de primera mano a la presidenta madrileña su firme decisión de decretar el estado de alarma en la capital española y los otros ocho municipios de la región más afectados por el covid-19. La medida entró en vigor poco antes de las 17 horas, cuando fue publicada en la versión digital del BOE, casi tres horas más tarde de lo previsto. Y permanecerá activa al menos durante los próximos 15 días naturales, el tiempo máximo que contempla la ley. En caso de necesitar una prórroga, el Ejecutivo deberá acudir al Congreso de los Diputados a solicitar su permiso, algo que Moncloa confía en que no resulte necesario.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Vuelven las protestas contra el estado de alarma en Madrid