«The Lancet» critica el caos de los datos del coronavirus en España

Cinco investigadores advierten en la prestigiosa publicación de que la información que se difunde, tanto a nivel nacional como regional, es «insuficiente» para comprender la dinámica de la pandemia y adoptar medidas


El caos de los datos del covid-19 ha llegado a las páginas de The Lancet, que ha vuelto -y ya es la tercera vez- a dejar en evidencia a España por su discutible gestión de la pandemia. A principios de agosto, un grupo de médicos y científicos pidieron cuentas en la revista sobre la administración española de la crisis sanitaria y hace apenas dos semanas un informe que comparaba la situación de nueve países distintos puso en cuestión un sistema sanitario débil, con dificultades para «encontrar casos, realizar test, rastrear y aislar a los contagiados». Ahora la lupa se pone en la transparencia por parte de las autoridades a la hora de hacer pública información sobre pruebas, contagios, hospitalizaciones, admisiones en unidades de cuidados intensivos, recuperaciones y muertes.

Los datos que se publican actualmente a nivel nacional y regional en España «son insuficientes» para comprender la dinámica de la pandemia y adoptar medidas, lamentan en la prestigiosa revista médica cinco investigadores, tres de ellos de centros españoles y dos alemanes, que instan con su queja a las autoridades sanitarias a publicar «actualizaciones diarias abiertas y consistentes», incluyendo las correcciones de series retrospectivas en curso. Cada una de estas variables debe desglosarse por edad, sexo y detalles geográficos para supervisar mejor los impactos demográficos de la epidemia del covid-19 y diseñar mejores respuestas de salud pública, apuntan. Rubrican el texto Sergi Trias-Llimós, Clara Prats, Aurelio Tobias, Ainhoa Alustiza y Tim Riffe.

Bajo el título La necesidad de datos detallados de covid-19 en España, los expertos recuerdan que la pandemia ha impactado a la población aquí mucho más de lo que la mayoría temía o proyectaba, y aunque reconocen que el Centro Nacional de Epidemiología (CNE) ha ido introduciendo mejoras en los datos, consideran que sigue habiendo deficiencias, especialmente, en los relacionados con el desglose por edades. «Solo se proporciona en publicaciones semanales, sin detalles geográficos ni correcciones retrospectivas, y con los recuentos acumulativos tabulados solo a partir de mediados de mayo», lamentan. Por lo tanto, «fusionar adecuadamente las series temporales específicas de edad después de la primera ola es difícil o imposible».

En primera instancia, los datos del covid dependen de las 17 comunidades autónomas: cinco de ellas ofrecen de forma independiente métricas de la pandemia seleccionadas y desglosadas por edad y sexo, pero no siempre son comparables entre estas pocas regiones.

Los firmantes de la carta mencionan que la urgencia de esta pandemia ha empujado a varios países de todo el mundo (como los Países Bajos, Alemania, Filipinas y México) a publicar abiertamente actualizaciones diarias «coherentes y exhaustivas» de los casos detallados de coronavirus y de las muertes, incluidos los desgloses por grupo de edad, sexo y zona geográfica. Consideran esta información esencial para comprender la pandemia y orientar las políticas.

El caos estadístico del coronavirus

tamara montero
iStock

La recogida y comunicación desigual de datos impide utilizar series históricas, hacer proyecciones y en definitiva, contribuir a la toma de decisiones y a la transparencia

Casos, hospitalizados, uci y fallecidos. Hasta ese punto, acuerdo. Todos los países han ido dando información sobre las mismas series desde el inicio de la pandemia. A partir de ahí, la maraña estadística. O no se comunican los mismos datos, o las definiciones no son iguales, o se han recogido de diferentes modos o el criterio cambia en mitad de la curva epidémica.

«O principal problema, xa a nivel nacional, así que imaxina o internacional, é a falta de homoxeneidade dos datos, incluso a falta de harmonización, no sentido de que non había definicións claras». Rosa Crujeiras es profesora de la Facultade de Matemáticas de la Universidade de Santiago y miembro del Comité Español de Matemáticas, que, bajo la coordinación del profesor de la UDC Ricardo Cao, lanzó Acción Matemática contra el Coronavirus, una iniciativa que, entre otras cosas, hacía predicciones colaborativas a corto plazo sobre la evolución de casos y presión hospitalaria. Y un día, cambió el sistema de recogida.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

«The Lancet» critica el caos de los datos del coronavirus en España