«Pasapalabra» sigue en los juzgados por «El Rosco»

Un juez de Barcelona permite que el programa siga emitiendo la última prueba del programa por una nueva demanda por derechos


Redacción

No hay paz para Pasapalabra. Cuando se cumple un año de la retirada fulminante de la parrilla de Telecinco, que ocurrió prácticamente de un día para otro al perder Mediaset una batalla en los juzgados por los derechos de emisión que duraba ya años, se conoce que ahora es la prueba final, el famoso Rosco, el protagonista de una nueva demanda por los derechos

Un juzgado mercantil de Barcelona ha permitido que el programa Pasapalabra de Antena 3 siga emitiendo la última prueba del programa, conocida popularmente como El Rosco, mientras resuelve una nueva demanda por derechos sobre el concurso presentada por una sociedad holandesa.

En un auto, el titular del juzgado mercantil número 8 de Barcelona ha desestimado las medidas cautelares solicitadas por la sociedad holandesa MC&F Broadcasting Production and Distribution C.V frente a las compañías Atresmedia e ITV, en las que exigía el cese de la emisión de la prueba de El Rosco.

La empresa MC&F ha pedido esas medidas cautelares en el marco de la demanda que ha presentado ante el juzgado de lo mercantil para que se reconozcan sus derechos de propiedad intelectual sobre El Rosco, prueba en la que los concursantes deben acertar una palabra comenzada por cada letra del abecedario, a partir de sus definiciones.

El programa Pasapalabra ya fue objeto de otro litigio judicial que se zanjó en octubre del 2019, tras nueve años en los tribunales, cuando el Supremo obligó a Telecinco a cancelar el concurso, al perder el litigio que mantenía con la productora británica ITV por sus derechos de emisión.

En esta ocasión, la empresa demandante reclama los derechos de propiedad intelectual sobre la prueba de El Rosco y, en una vista celebrada el 21 de julio pasado, pidió que, de forma cautelar, el juzgado suspendiera su emisión a la espera de resolver sobre el fondo del asunto.

En su auto, que puede ser recurrido ante la Audiencia de Barcelona, el juez descarta la suspensión de la prueba -y ordena a la compañía holandesa a pagar las costas procesales de la primera instancia del procedimiento-, al entender que las medidas cautelares solicitadas no son «instrumentales», sino «anticipatorias» de la sentencia.

El juzgado recuerda en su auto que la empresa demandante consintió la emisión del programa Pasapalabra, con la prueba final de El Rosco incluida, entre los años 2000 y 2006.

La sentencia del Supremo que el año pasado dirimió el litigio por los derechos de Pasapalabra no determinó si la prueba de El Rosco es susceptible de ser protegida por la propiedad intelectual como formato autónomo, asunto que se ha convertido ahora en el objeto principal de la demanda presentada por MC&F.

Si las partes no llegan a un acuerdo antes, el próximo 24 de noviembre se celebrará la audiencia previa al juicio que resolverá la demanda de propiedad intelectual sobre El Rosco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Pasapalabra» sigue en los juzgados por «El Rosco»