Un genio en su mundo

El Nobel de Física Roger Penrose acudió a Santiago en el 2011 para recibir el premio Fonseca, fallado en su primera edición

Jorge Mira, el autor del artículo, con Roger Penrose en Santiago en el 2011
Jorge Mira, el autor del artículo, con Roger Penrose en Santiago en el 2011

Cuando recogí a Roger Penrose en el aeropuerto le dije: “Admiro su brillantez”. Su respuesta: “El que es listo es mi antiguo compañero de doctorado Michael Atiyah” (sabía que Atiyah, uno de los principales matemáticos de la segunda mitad del siglo XX, había estado en Galicia 5 años antes). Pero es un da Vinci moderno, con contribuciones geniales en múltiples campos: la teoría de la relatividad, el álgebra, la geometría, la termodinámica, la filosofía, la teoría de la consciencia, el arte, un divulgador con una extensa obra… Le viene ya de familia: su padre (psiquiatra que coincidió con Freud y genetista) tenía un perfil similar, uno de sus dos hermanos ha sido varias veces campeón británico de ajedrez y el otro es un reputado físico teórico.

Pronto descubrí que vive en una burbuja. Era noviembre de 2011, unas semanas antes se había concedido el Nobel de química al descubridor de los cuasicristales, un trabajo que pivotaba sobre un trabajo de geometría de Penrose. La academia sueca había alabado su contribución… ¡y no se había enterado! Unos días más tarde, hablando de geometría, me pidió que le ayudase a localizar una carta de Kepler (Penrose había resuelto en 1974 un problema que Kepler había intentado en 1619). Aunque venía de uno de los epicentros mundiales del saber, estaba desconectado de su entorno…

Ah, muchos pensábamos que nunca recibiría el Nobel (¡están reconociendo un trabajo que hizo hace 56 años!), … y si Stephen Hawking aún viviese, lo habrían compartido.

Nobel de Física para Roger Penrose, que desentrañó el corazón de los agujeros negros con Stephen Hawking

r. romar
Roger Penrose, durante su visita a Santiago en el 2011, donde recibió el Premio Fonseca
Roger Penrose, durante su visita a Santiago en el 2011, donde recibió el Premio Fonseca

Comparte la mitad del galardón con Ghenzel y Ghez, que lo reciben por el descubrimiento de un «objeto compacto supermasivo en el centro de nuestra galaxia», aunque el premio supone de alguna forma un reconocimiento póstumo al genio británico

«Si Stephen Hawking estivera vivo non teño ningunha duda de que hoxe compartiría o Premio Nobel de Física con Roger Penrose». La reflexión parte del físico de la Universidade de Santiago Jorge Mira, que compartió, en distintos años, jornadas de trabajo y ocio con dos de las mentes más brillantes del último siglo cuando ambos acudieron a la capital gallega a recoger el premio Fonseca, instituido por el concello santiagués y la universidad. Ahora, el Comité Nobel ha saldado su deuda con uno de los científicos que durante años encabezaba las quinielas para el premio. Lo ha reconocido por «el descubrimiento de que la formación de agujeros negros es una predicción robusta de la teoría general de la relatividad». O, lo que es lo mismo, encajó la formación de los agujeros negros con la teoría general de la relatividad, algo que ni el propio Albert Einstein creía posible. Penrose propuso el modelo matemático que lo hizo posible, que posteriormente desarrolló en colaboración con Stephen Hawking.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Un genio en su mundo