El «milagro» de Madrid: pasa de notificar mil casos diarios a 207 en solo 24 horas

Con diagnóstico del último día comunicó al Ministerio de Sanidad menos positivos que Navarra, el País Vasco, Aragón e incluso que Galicia


Como cada lunes, el Ministerio de Sanidad puso al día su contador total de casos, congelado durante los fines de semana: en tres días sumó de golpe 23.480 contagios, muchos -más de 7.800 por jornada-, pero bastantes menos de los 31.782 que incluyó hace siete días, un descenso de casi un 35 % en una semana. No se veía una caída así desde que se logró doblegar la curva en la primera oleada. De esos 23.480, hasta un 28 % (6.616) están en la Comunidad de Madrid, donde, curiosamente, en las últimas 24 horas registradas solo se diagnosticaron 207 positivos o, al menos, eso es lo que la región comunicó al departamento de Salvador Illa. Ayuso pasó de notificar unos mil casos diarios a poco más de 200, menos de los que este lunes dio cuenta Navarra (302), el País Vasco (266), Aragón (318) e incluso Galicia (260)-.

Los últimos datos de Sanidad revelan además que, aunque muy ligeramente, las incidencias acumuladas han comenzado a caer, una tendencia que, de mantenerse a la baja, indicaría que el ritmo de propagación del virus se ha contenido, que España estaría ya superando el pico de esta segunda ola. Pese a los datos optimistas, con los positivos de este fin de semana se bate un desalentador nuevo récord: ya son más de 800.000 los contagios desde el inicio de la pandemia, concretamente 813.412. Con los 139 fallecidos desde el viernes, 32.225 el total de víctimas mortales, 366 con fecha de defunción en los últimos siete días. España se consolida así como el país de la Unión Europea y el séptimo del mundo con más casos, empatado con Argentina y solo superado por EE.UU., India, Brasil, Rusia, Colombia y Perú.

Sanidad duda de los datos de Madrid

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, se mostró este lunes precavido y algo escéptico ante la presunta evolución favorable de la pandemia. Recordó en rueda de prensa, junto al ministro Illa, que aunque la media nacional haya bajado a 254 casos por cada 100.000 habitantes y la de Madrid -que llegó a pasar de los 700-, a 586, hay zonas que siguen manteniendo valores muy altos. Navarra, por ejemplo, sigue disparada, en 684. «Seguimos en una situación grave -valoró-. El objetivo no es mantenerse en 254 casos por cada 100.000 habitantes, sino en bajar de 50». Si bien es cierto que un total de 29 provincias han conseguido estabilizar o reducir «de manera consistente» la incidencia global a 14 días, señaló, el resto (más de 52, porque las islas se cuentan individualmente) mantienen una línea ascendente.

Resultados de PCR que tardan más de lo que deberían

Tras destacar una vez más el enorme esfuerzo diagnóstico de las comunidades y celebrar que la positividad haya bajado al 10,4 % -Galicia cae, por primera vez, por debajo del 5 %, umbral fijado por la Organización Mundial de la Salud para valorar si la situación está o no bajo control-, el epidemiólogo pidió cautela a la hora de interpretar los datos, reconociendo tapones en determinadas comunidades que ocasionan retrasos en los resultados de las pruebas. Los rangos varían de dos a ocho días debido a la presión sobre las personas que tienen que hacer la notificación, explicó, y esto influye en las incidencias acumuladas. «Lo ideal es que haya descensos en la incidencia reales y que no sea simplemente un artefacto de las notificaciones».

«Madrid está mejorando, pero no se puede decir que esté en una situación favorable, y aún le queda para llegar ahí»

Admitió Simón, además, que en algunos casos, con el uso de los test rápidos de antígenos, no se terminan de comunicar los positivos ni el número de pruebas realizadas y consideró que concretamente en Madrid hay mucho trabajo por hacer. A pesar de que su incidencia se ha contenido estos últimos días, «aún está en una fase de ascenso relativo -subrayó-. Todavía no puede plantearse su incidencia como favorable».

Madrid responde a Illa que dudar de los datos es «cuestionar al personal sanitario»

El consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero
El consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero

Enrique López pidió evitar la confrontación y aseguró que la bajada de la presión hospitalaria está «absolutamente» acreditada

La Comunidad de Madrid ha criticado el cuestionamiento de los datos sobre la incidencia del covid-19 en la región, ya que, según señaló el consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, Enrique López, no se cuestiona al Gobierno regional ni a su consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, sino que se cuestionan «los datos del personal sanitario».

El reproche de López llega después de que ayer se pusieran en duda las cifras aportadas por Madrid durante una rueda de prensa ofrecida por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y por el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón.

La Comunidad de Madrid notificó ayer 726 casos nuevos de coronavirus, de los cuales 162 se adjudican a las últimas 24 horas y el resto a días anteriores. También se reportaron 36 fallecidos en hospitales. El pasado viernes, Madrid notificó 1.005 casos.

Al respecto, López ha afirmado que la situación está «mejorando» y ha indicado que los datos son los que aporta el personal sanitario. Así, ha subrayado que está produciendo una bajada de la presión hospitalaria «absolutamente» acreditada.

«Lo importante es el número de ingresos, se están cerrando plantas covid y se están señalando cirugías por la tarde porque el sistema se está relajando. No es bueno poner en cuestión los datos. Lo hacen quienes nos dijeron que había un comité de expertos que les aconsejaban para el cambio de fase y luego descubrimos que no había un comité. Y lo dicen quienes desaconsejaron el uso de mascarillas y luego se tuvo que imponer», observó.

López instó al Gobierno a evitar «al máximo» la confrontación para no someter a «la población a ese debate público» que genera «zozobra». «Busquemos el consenso. Esto no ocurre en Alemania. Tiene poco sentido común. Pensemos en los ciudadanos», ha dicho.

En el ámbito jurídico, López ha manifestado que desde la Comunidad de Madrid se quiere que «los jueces aclaren que para adoptar medidas se requiere de un consenso» en relación al recurso interpuesto en la Audiencia Nacional en el que se solicita la medida cautelar de suspensión de la orden del Ministerio de Sanidad que recoge el acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para imponer medidas para frenar la expansión del virus.

«Hay un planteamiento erróneo. No nos planteamos un debate jurídico como político. Entendemos que nuestras medidas eran mas eficaces como lo que está haciendo Nueva York, que son medidas selectivas. Entendemos que se ha adoptado un acuerdo nulo porque exige consenso. Y por eso lo que queremos es que los jueces se pronuncien sobre esa forma de proceder. Es un tema absolutamente jurídico», ha señalado. «No generemos conflictos jurídicos. No planteamos medidas cautelarísimas porque no queríamos generar zozobra y quisimos aplicar la orden», ha dicho.

El consejero ha destacado que los ciudadanos cumplen en su mayoría la norma y a veces dan lecciones a los políticos. «Por eso conviene respetar a los ciudadanos y no darles miedo», aseguró.

Con respecto a la postura del vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, al poner en valor las medidas del Gobierno para «salvar vidas», López dijo que las medidas del Gobierno regional son más eficaces que las acordadas por el Gobierno central.

«Este Gobierno es fuerte y valioso aunque tenga sus tensiones y como tal, hay que cuidarlo y todos tenemos un alto grado de responsabilidad para que se ejecuten las medidas que se acordaron y no hay que entrar en este enfrentamiento que se busca desde otros ámbitos», afirmó.

Científicos estadounidenses rebaten a Fernando Simón y alertan de que la evidencia de que el coronavirus se transmite por aerosoles es ya «abrumadora»

María Hermida
OCTUBRE, 2020. Ante el continuo aumento de los casos en la segunda ola, se multiplicó también la apertura de los llamados autocovid, lugares para la realización de pruebas rápidas sin necesidad de salir del coche.
OCTUBRE, 2020. Ante el continuo aumento de los casos en la segunda ola, se multiplicó también la apertura de los llamados autocovid, lugares para la realización de pruebas rápidas sin necesidad de salir del coche.

Instan a los políticos a que, además de exigir mascarillas, distancia y lavado de manos, recomienden a la población llevar las actividades al exterior, ventilar los interiores y proteger a los trabajadores de riesgo

¿Y si estamos errando a la hora de protegernos del covid-19, si no estamos tomando todas las precauciones posibles porque no tenemos en cuenta todas las vías de contagio? Esto, a grandes rasgos, es lo que plantean los estudiosos de los aerosoles (a lo que popularmente nos podemos referir como ese humo que echamos al hablar, toser o respirar). Día tras día, son numerosos los científicos que alertan de que esos aerosoles, la también llamada vía aérea, es uno de los principales mecanismos de transmisión del coronavirus, y no las dos a las que más importancia le dio tanto la OMS como España, es decir, las superficies (o fómites) y las gotículas de saliva que soltamos al hablar o toser. Sin embargo, hace solo unos días, Fernando Simón volvió a decir que «no hay evidencias sólidas de que haya habido transmisión probada por aerosoles en medios sociales normales».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El «milagro» de Madrid: pasa de notificar mil casos diarios a 207 en solo 24 horas