Amazon, tras el primer año en O Porriño: «Superamos todas las previsiones»

El gigante de las compras por Internet tiene grandes expectativas de aumento de empleo y negocio en los próximos meses por el Black Friday y Navidad


Desde un libro hasta una taza de café o una bicicleta elíptica. En 1995, Jeff Bezos soñó con crear la tienda más grande del mundo. Lo consiguió apostando por las ventas en Internet, una tienda abierta las 24 horas, y su valor social se disparó durante el estado de alarma al proveer de productos a los usuarios confinados en casa. Una vez que un cliente hace clic en la cesta de la compra de un producto de Amazon, elige su tiempo de entrega y paga por medios electrónicos, en segundos se pone en marcha el engranaje de una cadena logística que incluye la recogida del producto en las estanterías de los almacenes, el transporte desde las estaciones de tránsito y una flota de repartidores. En uno o varios días, un rider deposita el paquete en el felpudo del comprador.

El gigante de las ventas online se ha convertido en un icono del estilo de vida del siglo XX, una época en la que los ciudadanos hacen clic en su ordenador o móvil para comprar desde casa.

Cada día, más de una decena de furgones grises de Amazon Prime se desplazan por Galicia para repartir paquetes recién llegados de cualquier parte del mundo. Llenos de sellos y códigos de barras, revelan el paso por numerosas estaciones del territorio europeo. La caja de cartón con una sonrisa impresa es un logotipo fácilmente reconocible en todo el planeta, y en un margen de uno a tres días, según la tarifa, puede alcanzar cualquier destino en la comunidad gallega. Es una máquina que no para nunca.

Fuentes de Amazon muestran su satisfacción por la buena marcha del negocio en Vigo y su área metropolitana. Señalan que casi un año después de la apertura de la estación logística de Amazon en O Porriño, la compañía «ha superado las previsiones de creación de empleo para este centro». Del mismo modo, también han superado sus expectativas respecto a la generación de empleo indirecto a través de las empresas de reparto que colaboran diariamente entregando pedidos de Amazon a los clientes de la región.

«Desde Amazon prevemos seguir creciendo»

«Desde Amazon prevemos seguir creciendo, dado que nos aproximamos al período del año con mayor actividad de compras online», dicen desde la compañía, en referencia a las campañas del Black Friday, el Cyber Monday y Navidad, que siempre son épocas de trabajo frenético para este tipo de logísticas. Aunque el operador no aporta datos sobre su volumen de negocio en las Rías Baixas, mantiene un gran optimismo en las ventas de cara a finales de año y a las rebajas de invierno, a comienzos del 2021.

La demanda de productos en línea se ha disparado desde el confinamiento por covid-19 en primavera. Entonces, muchos gallegos, al no poder salir de casa por miedo al coronavirus, hicieron compras online desde su hogar y Amazon vio cómo sus previsiones de pedidos se disparaban. Mientras las tiendas físicas y centros comerciales estaban cerrados por la pandemia, este unicornio de Silicon Valley estaba en el momento justo ofreciendo el servicio adecuado y ayudó a mitigar las limitaciones de movilidad por la pandemia global.

La empresa señala que aquellos operarios interesados en ver posibles oportunidades laborales pueden acceder a la web https://www.amazon.jobs/en-gb/landing_pages/trabajo. Los aspirantes hacen cursos de formación en ETT que colaboran con Amazon en la selección de personal.

La estación logística que Amazon Logistics inauguró en O Porriño en el otoño del 2019 contó con una superficie de 4.000 metros cuadrados en la antigua nave de Arcelor, situada en el polígono industrial de Prado-Budiño. La idea era aumentar la capacidad y flexibilidad de su red de reparto para acelerar las entregas y hacerlas «más rápidas que nunca».

A los 30 empleados directos de Amazon en O Porriño se le sumaron otros 30 conductores de empresas de reparto independiente. Son 60 empleos iniciales, pero la propia compañía dice que, al superarse todas las previsiones y la creciente demanda, ha generado nuevo empleo.

El gigante de Silicon Valley inició su andadura en las Rías Baixas trabajando con dos empresas de reparto independientes para proporcionar una entrega rápida y fiable. El servicio Amazon Prime destaca por entregar los paquetes en 24 horas a sus asociados.

La estación de O Porriño se suma a otras diez repartidas por el país, así como centros como San Fernando de Henares, en Madrid, fundado en el 2012. Hay también almacenes abiertos en El Prat, Martorelles y Castellbisbal, en Barcelona; Getafe, en Madrid; e Illescas, en Toledo. A ello se suman diversos centros de investigación e innovación en las grandes capitales. En España, a finales del 2019, Amazon tenía 4.800 empleados fijos y había invertido 1.100 millones.

Uno de los puntos fuertes de la compañía son sus programas de inteligencia artificial y algoritmos que hacen recomendaciones personalizadas a cada cliente en función de su historial de compras previas. Otra de sus ventajas es que suele ofrecer precios un poco más bajos que su competencia en la tienda física. Amazon supone un nuevo modelo de compras y de estilo de vida, que aprovecha las ventajas de la digitalización. Al igual que Google, Apple o Facebook, ha revolucionado un aspecto de la vida cotidiana en las ciudades e incluso ha posibilitado el aprovisionamiento en el entorno rural.

«Priorizamos la salud y la seguridad de los empleados»

Amazon hace un balance sobre la gestión durante la pandemia, que le llevó a adoptar medidas de protección para sus empleados ante el avance del covid-19 en España y a nivel global. La compañía recalca: «Seguimos priorizando la salud y la seguridad de nuestros empleados mientras servimos a nuestros clientes». Un portavoz oficial de Amazon explica su transformación. «Hemos implementado más de 150 cambios significativos en los procesos operativos en todos nuestros centros, incluyendo controles regulares de temperatura, la implementación de la distancia social de seguridad y la entrega de mascarillas y geles desinfectantes», indica.

El mismo portavoz añade que han adoptado medidas contra el covid: «Solo en España, hemos adquirido seis millones de pares de guantes, más de tres millones de mascarillas, 16 millones de unidades de toallitas desinfectantes y medio millón de envases de desinfectante para manos».

Un cambio notable es que las entregas de paquetes se hacen sin necesidad de contacto físico con el cliente, manteniendo siempre la distancia de seguridad. En sus centros logísticos hacen controles de temperatura, facilitan mascarillas a los empleados, las entrevistas se realizan por videoconferencia, las mesas y sillas están separadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Amazon, tras el primer año en O Porriño: «Superamos todas las previsiones»