Incomprensión, dudas y éxodo en Ourense

Muchos ourensanos muestran sorpresa ante las restricciones de reuniones de no convivientes

José y Camilo son primos. Suelen quedar todos los días. Ahora no podrán hacerlo por las restricciones
José y Camilo son primos. Suelen quedar todos los días. Ahora no podrán hacerlo por las restricciones

Los ourensanos están acostumbrados a ver a su provincia destacar negativamente en los ránkings de pensiones, envejecimiento, emigración... Y, ahora, también por las restricciones aplicadas para contener la expansión del coronavirus. Hay otras ciudades en España con peores datos, pero ni siquiera en Madrid se han restringido las reuniones de personas no convivientes como sí se ha hecho en Ourense.

Desde la medianoche del sábado, salvo en contadas excepciones, como las actividades laborales, dos personas que no vivan bajo el mismo techo no pueden estar juntas en la ciudad ni la vía pública, ni en las terrazas ni en ningún espacio privado. Se provocan, por lo tanto, situaciones que rozan el absurdo. Manuel Vidal trabaja con su hermano en el mesón O Queixo, «pero para venir aquí no podemos ir juntos por la calle».

Pero más allá de la anécdota, los empresarios del sector viven con inquietud la situación. Renunciar a los grupos de amigos, a los cafés entre compañeros de trabajo o a las cenas es un golpe más para bares y restaurantes. «Nosotros no podemos hacer de policías para saber si la gente que viene vive en la misma casa o no, pero el problema es que la gente en estas condiciones ya no va a venir», dice otro hostelero.

Segundas residencias

Lo cierto es que muchos ourensanos optaron por trasladarse a segundas residencias en la costa o en la aldea para pasar el fin de semana y en Ourense, especialmente por la tarde, se notaba menos movimiento del habitual. Los ourensanos que se quedaron en la ciudad afrontaron las nuevas restricciones con muchas dudas. En el Xardín do Posío hablamos con José Santos y Camilo Menor, que son primos. Suelen quedar todos los días y los encontramos en un banco charlando. No viven juntos, por lo que en teoría no podrían estar reunidos de ese modo, pero desconocían el detalle de la norma. «As medidas tiñan que vir antes, para non deixar avanzar tanto, pero cando o lume xa está acendido é malo de apagar. Sempre imos por detrás», explica uno de ellos.

Paseando por la calle aparecen Antonio Goitia y Ángel Fraile. Al preguntarles si conocen las nuevas restricciones responde el primero de ellos: «Algo hemos leído, creo que no están permitidas más de seis personas». Y, claro, hay que explicarle que no es así, que están prohibidas reuniones incluso de dos personas si no conviven en la misma casa. En este caso, los chicos viven juntos, es decir, cumplen la norma, pero se muestran sorprendidos. «No lo sabíamos, la verdad. Como cambian todos los días... Pero bueno, para no llegar al extremo en el que están en Madrid, no nos parece mal», dice el joven.

«Hacemos una labor preventiva, la gente en general cumple»

C. Andaluz / P. Varela

La Policía Autonómica ha reforzado su servicio para controlar las restricciones

Con las luces azules parpadeantes encendidas y a una velocidad baja, la patrulla de la Policía Autonómica de servicio en la tarde de ayer recorría los barrios de Ourense. «Durante el confinamiento estuvimos ayudando a la Policía Nacional con los zetas. Ahora hemos reforzado el servicio con patrullas a todas horas por las calles, es nuestra prioridad», explica Ricardo que ayer, junto con José Ramón, cubrieron el horario de 17.00 a 23.00 horas.

El recorrido, tras salir de la comisaría de la Policía Autonómica, empieza en O Couto. Llueve y no hay nadie en las mesas de los pocos establecimientos hosteleros que siguen abiertos. «Aquí hay un bar que ya hemos denunciado, nosotros y la Local, porque utilizaba el truco de tener una puerta por una calle sin restricciones para dejar entrar a la gente, pero mantenía la que tiene en la avenida de Portugal abierta. No sabemos si los han sancionado», explica el agente.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Incomprensión, dudas y éxodo en Ourense