Estos son los tres parámetros para «confinar» las ciudades de más de 100.000 habitantes

Solo Madrid y otros nueve municipios de esa misma comunidad tendrían que limitar su movilidad, reuniones sociales y los aforos con estos criterios. Galicia está muy lejos de traspasarlos

Todos los municipios de España de más de 100.000 habitantes se regirán por la misma norma para aplicar restricciones más duras. Tres parámetros serán la vara de medir para «confinar» una ciudad. Es decir, todos los grandes municipios tendrán que limitar la movilidad de sus ciudadanos, las reuniones sociales y los aforos en bares, restaurantes, comercio y eventos si traspasan tres barreras. El Consejo Interterritorial de Salud de este miércoles ha ratificado el acuerdo, a pesar del voto en contra de Madrid, Galicia, Cataluña, Andalucía y Ceuta

En el país hay 63 ciudades de más de 100.000 habitantes, entre ellas tres gallegas (Vigo, A Coruña y Ourense), pero en estos momentos solo diez estarían en esa delicada situación y todas ellas pertenecen a la comunidad de Madrid. Son la ciudad de Madrid,  Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz. 

Hay más municipios que superan el umbral marcado de una incidencia acumulada de más de 500 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, como Pamplona que registra una IA de 685 casos, pero ningún otro lugar cumple los tres criterios. 

Incidencia Acumulada

Son los casos de covid-19 registrados por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. El Gobierno ha puesto la línea roja en los 500, un número de por sí ya muy elevado. Sin ir más lejos, Galicia confinó a principios de julio la comarca lucense de A Mariña, 14 ayuntamientos de 71.000 vecinos, al alcanzar una tasa de 155 casos por 100.000 habitantes

Alemania, por ejemplo, fija en 35 contagios acumulados en una semana por 100.000 habitantes, el inicio de medidas más restrictivas. 

Si hablamos de la Incidencia Acumulada por comunidades autónomas (aunque en este caso el criterio es la IA en el propio municipio), la de Madrid está, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, en 784 casos. Le sigue Navarra con 685 y La Rioja con 463. La media española está en los 294 infectados por 100.000 habitantes y Galicia está muy por debajo con una incidencia de 111 en el conjunto de la comunidad. 

El Gobierno propone una excepción en el cumplimiento de este criterio: no será de aplicación si el 90% de los casos detectados en el municipio se corresponden con brotes no familiares perfectamente identificados y controlados, y si estos han sido convenientemente comunicados al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad.

Plazas UCI

El segundo criterio en el que se basarán para restringir movilidad, reuniones y aforos está dentro de los hospitales. Se marca una ocupación de las uci superior al 35%. Es decir, la comunidad tendría que tener más del 35 % de sus plazas de unidades de cuidados intensivos ocupadas por pacientes covid. 

Este parámetro solo lo traspasa la comunidad de Madrid que, según el último balance, tiene el 41,87 % de sus camas uci con personas contagiadas de coronavirus. Las únicas regiones que se acercan son La Rioja (con una tasa de ocupación del 33,93 %), Aragón (31,82 % de sus camas uci ocupadas) y Castilla y León (31,36 %). Galicia es la comunidad con una menor presión en estas unidades: tiene ocupadas el 4,20% de las camas uci. 

Positividad

Por último, está la tasa de positividad. Se trata de la cifra de personas que dan positivo de entre todas las que se someten a una prueba PCR. El Gobierno quiere poner el límite en el 10 %.  

Hay que recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que una de las claves para considerar que la situación está bajo control es que esa tasa esté por debajo del 5 %. Si está por encima de ese número, mala señal. Si es mayor que el 10 %, la cosa se complica bastante. Quiere decir que hay una transmisión importante, que el número de test que se hacen es insuficiente y que el rastreo se complica. No se detectan todos los casos. El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, en sus siglas en inglés) como indicador de tendencia preocupante en su último informe señala como riesgo cuando este porcentaje es mayor o igual al 3%.

 De nuevo, Madrid es la comunidad con una mayor tasa de positividad ya que se sitúa en el 20,1 %. La media española está en 11,2 %, mientras que Galicia es la segunda autonomía, solo por debajo de Asturias, con una tasa de positividad más baja: 5,6 %. 

El Gobierno aplicará restricciones en Madrid y otras nueve ciudades de la comunidad pese a la oposición de Ayuso

U.R.
En directo: Comparecencia del ministro Salvador Illa El titular de Sanidad actualiza los últimos datos sobre la pandemia del coronavirus y las medidas adoptadas

El acuerdo, de obligado cumplimiento, ha sido aprobado en la reunión interterritorial con trece votos a favor, una abstención y cinco votos en contra, entre ellos, el de la Xunta. Y ha sido publicado en el BOE. Madrid tiene 48 horas para poner en marcha las medidas

Todos los municipios de más de 100.000 habitantes que cumplan los tres parámetros fijados por el Gobierno deberán ser sujetos a las medidas restrictivas aprobadas ayer, en medio de una fuerte contestación política, por el Consejo Interterterritorial de Salud. 

La orden de Sanidad que establece el obligado cumplimiento de estas restricciones es de obligado cumplimiento. Ha sido publicada esta mañana en el BOE y ya ha entrado en vigor tras ser notificada anoche a las comunidades y ciudades autónomas, que tendrán 48 horas para poner las medidas en marcha. 

«El acuerdo ha sido aprobado con amplia mayoría: 13 votos a favor, 1 abstención y 5 en contra, y por tanto constituye una decisión colegiada del Sistema Nacional de Salud», decía ayer Salvador Illa en plena tormenta política. Madrid y otras comunidades gobernadas por el PP, como Galicia, habían votado en contra. El BOE recoge hoy sus posturas discrepantes. 

Seguir leyendo

Votación
4 votos
Comentarios

Estos son los tres parámetros para «confinar» las ciudades de más de 100.000 habitantes