¿Una borrasca explosiva para el viernes en Galicia?

Los modelos meteorológicos coinciden en señalar que el fin de semana podría producirse el primer temporal del otoño

Temporal y oleaje en la costa de Baiona
Temporal y oleaje en la costa de Baiona

Viendo la previsión para los próximos días se podría decir que el anticiclón de las Azores será respetuoso con el veranillo de San Miguel. Hasta el miércoles, el tiempo seguirá siendo soleado e incluso se espera un ligero ascenso de las temperaturas máximas. Este martes superarán los 25 grados en algunos puntos de la mitad sur de Galicia, especialmente en la provincia de Ourense.

Habrá que aprovechar y exprimir al máximo las condiciones de estabilidad, porque a partir del miércoles cambiará la configuración atmosférica de manera radical. El día ya terminará con la visita de un frente frío que cruzará la comunidad y que descargará en las cuatro provincias. El jueves llegará un nuevo frente, el segundo en apenas 24 horas. Sin embargo, lo peor llegará en la jornada del viernes. Los principales modelos meteorólogicos llevan varios días coincidiendo en la situación prevista para finales de semana, algo poco habitual. Por ejemplo, si ponemos el foco en lo que podría ocurrir la siguiente semana, veríamos que el europeo (ECMWF) y el americano (GFS) apuestan por situaciones muy diferentes. Sin embargo, desde el jueves pasado llevan señalando lo mismo para el viernes. Y no es otra cosa que la llegada de una profunda borrasca que se va a situar cerca de la costa gallega. 

Además, podría llegar a experimentar un proceso de ciclogénesis explosiva. Es decir, en menos de 24 horas la presión descendería hasta 20 milibares. Ambos modelos ven la borrasca muy cerca y lo único en lo que difieren en estos momentos es en la intensidad de sus consecuencias. En cualquier caso, las lluvias intensas y generalizadas están practicamente aseguradas, especialmente en las provincias atlánticas. También los vientos soplarán fuertes, sobre todo en el litoral y zonas altas. Todo apunta a que estaríamos ante el primer temporal del otoño.

El fin de semana después del paso del frente activo, el potente centro de bajas presiones se situaría sobre el Reino Unido y con la colaboración del anticiclón, algo situada hacia el oeste, se crearía un corredor de vientos del norte que impulsarían una masa de aire frío que favorecía unas condiciones húmedas, con chaparrones, y un descenso importante de las temperaturas, tanto de las máximas como las mínimas.

A partir del lunes, como ya se ha comentado, regresaría de nuevo la incertidumbre, algo que por otra parte es de lo más habitual en esta estación del año. En verano hay anticiclón y en invierno borrascas. Pero en los períodos de transición, la primavera y el otoño, coinciden las altas y las bajas presiones porque el aire frío de origen polar todavía se cruza con el cálido. Esto se traduce en situaciones difíciles de anticipar y en una meteorología bastante cambiante. Si hacemos caso al modelo que suele tomarse como referencia, el Europeo, el miércoles podría suponer el principio de un período marcado por la inestabilidad atmosférica, con precipitaciones y un temperaturas más bajas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

¿Una borrasca explosiva para el viernes en Galicia?