Sanidad considera insuficientes las restricciones anunciadas por Madrid

El Gobierno de Ayuso limitará el movimiento a otros 167.000 vecinos


redacción

La promesa de coordinación entre el Gobierno central y la Comunidad de Madrid para frenar el avance del coronavirus en el área que se ha convertido en la zona cero europea ha durado cuatro días. El Ejecutivo madrileño anunciaba ayer las medidas y, de forma paralela, comparecía por sorpresa el Ministro de Sanidad, Salvador Illa. Esta contraprogramación ya hacía temer el desencuentro y las ruedas de prensa y posteriores declaraciones confirmaron el peor de los escenarios: las restricciones de Madrid vuelven a ser un arma arrojadiza entre PSOE y PP.

Antonio Zapatero, viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, y no Enrique Ruiz Escudero, titular del departamento, tomó la palabra para contar que se extienden a otros 167.000 vecinos, con lo que ya se aplican a un millón de madrileños. Sanidad había recomendado el jueves a las autoridades autonómicas ampliar el cierre a toda la ciudad y a los municipios con una incidencia de más de 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Pero la Comunidad ha ignorado esas recomendaciones y limitará la movilidad en otras ocho zonas básicas de salud, que se unen a las 37 que ya la tenían restringida, con vecinos que solo pueden salir para acudir al trabajo, al médico o a centros educativos. Las medidas entrarán en vigor en la medianoche del lunes. Mientras tanto, Madrid reactivaba los hoteles medicalizados, abriendo ayer mismo uno en Leganés y preparando otro en el centro de la capital.

Las áreas que entran en el mapa del confinamiento forman parte del cinturón obrero del sur. Se trata de Panaderas en Fuenlabrada; Miguel Servet y Doctor Trueta en Alcorcón; García Noblejas en el distrito madrileño de Ciudad Lineal; Vicálvaro Artilleros en el distrito de Vicálvaro; Orcasitas en el distrito de Usera, y Campo de la Paloma y Rafael Alberti en el distrito de Puente de Vallecas. Todas superan una incidencia acumulada superior al millar de casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Ese es el límite fijado por la Comunidad. Sanidad considera que el listón debería bajarse a los 500 positivos, cifra que prácticamente supera en todas las áreas sanitarias de la autonomía. A Mariña se cerró con una incidencia acumulada de 151 casos. Pero otras ciudades y áreas superan el margen del ministerio sin afrontar cerrojazos, como Calahorra, Lucena, Linares, Ibiza, Talavera de la Reina, Guadalajara, Ciudad Real y Palencia.

En el ministerio esperaban que se aplicaran nuevas normas más duras en toda la comunidad, como la prohibición del consumo en barra y la rebaja en el aforo de terrazas. Pero el Gobierno de Díaz Ayuso se limitó a lanzar una recomendación para todo el territorio: «Evitar todo movimiento innecesario».

En Sanidad tampoco entienden por qué el Ejecutivo madrileño ha liberado de las restricciones a ocho áreas sanitarias con incidencia superior a los 1.000 contagios en ciudades dormitorio del centro de Madrid y en Lavapiés. «No me vale como indicador para tomar decisiones la tasa de infecciones», indicó el viceconsejero Zapatero, que cree que hay que tener en cuenta otros factores, como la capacidad hospitalaria. «Colaboración no es imposición», indicó. Aseguró que se aplicaron «criterios técnicos» y que las medidas son «contundentes».

En paralelo, Illa mostraba su disconformidad: «No valen los atajos, y esto es lo que el Gobierno traslada a los ciudadanos de Madrid y de todo el país». Illa fue ambiguo al hablar sobre una posible intervención. «El ministerio recomienda y corresponde a las comunidades ir tomando las medidas que estimen oportunas», afirmó. Pero cuando se le preguntó sobre la posibilidad de tomar el control sanitario en la autonomía madrileña, respondió: «A ver cómo evolucionan las cosas en los próximos días».

«Más que confinar Madrid, nuestra misión es ayudar a las personas. Las medidas que estamos tomando son las adecuadas. Test masivos, aforos, cuarentenas y el resto, a seguir adelante. Y Barajas...», publicó en redes Ayuso, lamentando la «discriminación» hacia su comunidad y apuntando a que no hay controles suficientes en el aeropuerto. El coordinador de Emergencias, Fernando Simón, afirmó en una de sus comparecencias que en Barajas solo se habían detectado 364 positivos.

En esta polémica también tomaron parte la ministra Margarita Robles y José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid. La titular de Defensa defendió a Illa: «He vivido muy de cerca con él la pandemia y si hace una propuesta será porque lo ha estudiado». Martínez-Almeida preguntó «por qué se le pide a Madrid más que a otros territorios con la misma situación».

Casi uno de cada cuatro contagios se producen en Madrid

redacción

Sanidad notifica 12.272 nuevos positivos y 114 muertos más

El Ministerio de Sanidad ha notificado 12.272 nuevos contagios de covid (un 23% de ellos en Madrid), de los que 4.122 se han confirmado en las últimas 24 horas, con lo que la cifra total se eleva a 716.481 y la de muertos a 31.232, 114 más que el jueves y 475 nuevos decesos en los últimos 7 días.

Según han informado a Sanidad las comunidades, Madrid está a la cabeza de los contagios, ya que con 2.941 más, 1.001 confirmados en las últimas 24 horas, eleva su cifra total de infectados a 213.709; mientras que Aragón se sitúa en segundo puesto en nuevos casos, con 433, y Andalucía, en el tercero, con 381.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Sanidad considera insuficientes las restricciones anunciadas por Madrid