La leche, un alimento insustituible e imprescindible para niños y adolescentes

Manuel Botana, especialista en endocrinología y nutrición, asegura que negar este alimento a estos colectivos supone poner en riesgo su salud

«La leche ha sido demonizada de forma injusta» Manuel Botana, especialista en endocrinología y nutrición, explica en la mesa saludable de Vegalsa-Eroski las ventajas del consumo de los lácteos

redacción

«Sin leche no habría humanidad», sostiene Manuel Botana, especialista en endocrinología y nutrición que ayer participó en una de las charlas saludables organizadas por Vegalsa-Eroski y La Voz de Galicia sobre los beneficios de la dieta atlántica. El doctor recordó que, durante los primeros meses del vida, el ser humano sobrevive en exclusiva consumiendo este producto. E insistió mucho en que es un alimento fundamental para los niños y los jóvenes. No dárselo, o sustituirlo por las de origen vegetal, puede suponer un riesgo para su salud, además de tener consecuencias en su desarrollo.

La leche es uno de los alimentos fundamentales de la dieta atlántica, explicó Botana, quien apostó por conservar el estilo de vida de nuestros abuelos, «por razones de salud y porque forma parte de nuestro acervo cultural». Aseguró que los beneficios de esta dieta son casi los mismos que los de la mediterránea, con la ventaja de que la atlántica está basada, además, en productos de proximidad. Eso implica que es también beneficiosa para el medio ambiente, pues tiene una menor huella de carbono.

Pecados, frutas y verduras y lácteos son la base de la dieta atlántica. Y la leche, además, «forma parte de todos los patrones dietéticos del mundo y en Galicia el consumo de lácteos es más importante que en otras zonas», añadió. La leche aporta todos los nutrientes que precisa el ser humano y por eso es recomendable tomar un mínimo de medio litro al día. Sobre todo, los niños, los adolescentes y las mujeres en edad fértil, porque es el único producto que «aporta el calcio que se necesita para la formación del hueso». No darle este alimento a los más pequeños de la casa, o sustituirlo por «cualquier otro líquido blanco, de avena, de almendra...» puede suponer un riesgo para su salud. «No hay ninguna duda de que el niño necesita leche en cantidad suficiente», concluyó Botana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La leche, un alimento insustituible e imprescindible para niños y adolescentes