¿Por qué hay jóvenes sanos que acaban en la uci por covid? La clave está en el interferón

Raúl Romar García
r. romar REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Idibell

Hasta el 15 % de las formas más graves de la enfermedad se asocian con problemas genéticos e inmunológicos que provocan un mal funcionamiento de nuestra primera defensa contra el virus. El 12,5 % tienen anticuerpos que boicotean su propio sistema inmunitario

26 sep 2020 . Actualizado a las 12:49 h.

El covid-19 cursa en la mayoría de los casos como una enfermedad leve, pero nadie está a salvo de ser ingresado en la uci con graves complicaciones. Ni siquiera los jóvenes sanos y deportistas. Por qué esto ocurre todavía sigue siendo en buena parte un misterio, pero la ciencia ha empezado a ofrecer las primeras respuestas. Lo acaba de hacer de la mano de la genética y de la inmunología. Y en ambos casos la causa asociada a una mayor gravedad de la infección por SARS-CoV-2 es la misma: el interferón. O, mejor dicho, se debe a un déficit en el funcionamiento de estas proteínas producidas por las células inmunitarias y que constituyen la primera línea de defensa del organismo frente a los virus. Si esta muralla natural falla, el coronavirus campa a sus anchas.

El mal funcionamiento de la vía del interferón es el responsable de al menos el 3.5 % de los casos graves de la enfermedad en personas jóvenes, de menos de 50 años, y sin ninguna patología previa de base. Es la conclusión a la que han llegado dos estudios publicados en la revista científica Science fruto de la colaboración internacional impulsada por el consorcio Covid Human Effort, en el que participan 500 hospitales y laboratorios de todo el mundo. En total se ha analizado la secuencia genética de 1.200 pacientes, de los que al menos 300 se han realizado en España en un esfuerzo liderado por el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge y del Centro Nacional de Análisis Genómico (CNAG), que se encargó del análisis del genoma de los pacientes, aunque también participaron especialistas del Instituto de Investigación Vall D'Hebron y hospitales de toda España que aportaron las muestras.

El consorcio internacional encontró en los genomas de los pacientes graves analizados una alta frecuencia de mutaciones genéticas en ocho genes importantes en la respuesta inmune contra los virus, la bien conocida vía del interferón, mientras que un grupo similar de pacientes asintomáticos o leves no tenían estas mutaciones. Estas variaciones genéticas lo que provocan es el bloqueo de la respuesta del interferón contra el virus.