La conexión gallega con el ciclón Teddy

Los restos del huracán convertidos en una potente borrasca está detrás del brusco descenso térmico previsto para las próximas horas en toda la Península


La frenética actividad ciclónica en el Atlántico permite encontrar con relativa facilidad conexiones entre los diferentes sistemas de bajas presiones tropicales que recorren el océano y la situación meteorológica en Galicia. Ya ocurrió con Alpha y Paulette. Ahora está sucediendo con Teddy. Hace unos días era un huracán que se desplazaba por la costa este de Estados Unidos hacia Canadá. Durante el ascenso experimentó una metamorfosis. El huracán experimentó una transición extratropical, es decir, se convirtió en una borrasca, pero muy profunda y con un amplio radio de acción. Esa transformación fue tan brusca que Teddy ha terminado por deformar el jet stream, generando una intensa vaguada que canaliza el aire polar directamente hasta la comunidad. El caso Teddy es otro perfecto ejemplo del efecto mariposa y de cómo la atmósfera puede llegar a conectar diferentes lugares del planeta.

El meandro descendente sobre la Península es tan pronunciado que provocará un descenso térmico bastante potente para la época del año. Solo llevamos dos días de otoño. Las anomalías térmicas negativas (valores por debajo de la media) podrían llegar a ser de hasta diez grados. El aire polar incluso podría favorecer que nevase en algunas zonas de montaña del norte peninsular. La comunidad meteorológica reconoce que la situación actual resulta de lo más atípica para finales de septiembre.

Este viernes llegará a Galicia la masa de aire frío polar, impulsada por los vientos del noroeste. El cielo presentará intervalos de nubes y claros, con chubascos más probables en el norte y este de la comunidad. Las temperaturas sufrirán un ligero descenso, alcanzando valores bajos para esta época del año. Los vientos soplarán del noroeste, moderados, con intervalos fuertes en el litoral norte.

El sábado la comunidad quedará en una situación intermedia entre el anticiclón situado al oeste y las bajas presiones centradas al norte, que enviarán un nuevo frente que cruzará la comunidad durante las últimas horas de la jornada. El domingo, tras el paso del frente durante la madrugada, los cielos permanecerán cubiertos, con lluvias débiles que serán más probables en la provincia de Lugo y norte de A Coruña. Sin embargo, con el avance del día las lluvias remitirán y se irán abriendo claros. La próxima semana, la circulación del aire será de componente oeste, algo que garantiza un tiempo con bastante nubosidad baja y una probabilidad alta de lluvia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La conexión gallega con el ciclón Teddy