EE. UU. alerta sobre los aerosoles como vía de contagio y se desdice a las 24 horas

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades publicó este lunes una rectificación y dice que fue un error

Usuarios pasan por una cabina de desinfección para entrar a una estación del metro, en el centro de la ciudad de Osasco, en Sao Paulo (Brasil)
Usuarios pasan por una cabina de desinfección para entrar a una estación del metro, en el centro de la ciudad de Osasco, en Sao Paulo (Brasil)

la voz

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos ha creado en 24 horas una gran confusión sobre las formas de propagación del coronavirus. El domingo, un documento aseguraba que las gotitas respiratorias o pequeñas partículas, como las de los aerosoles, que se producen cuando una persona infectada tose, estornuda, canta, habla o respira pueden ser «la forma principal de propagación del virus».

La institución estadounidense reconocía que «existe una creciente evidencia de que las gotas y las partículas pueden permanecer suspendidas en el aire y ser inhaladas por otros, y viajar distancias más allá del metro y medio (por ejemplo, durante la práctica del coro, en restaurantes o en clases de gimnasia). En general, los ambientes interiores sin una buena ventilación aumentan este riesgo».

Pero este lunes por la tarde Jay Butler, subdirector de enfermedades infecciosas de los CDC, dijo que la actualización se publicó por error. «Desafortunadamente, se publicó un borrador inicial de una revisión sin ninguna revisión técnica», dijo, según informó The Washington Post.

La página web ha eliminado todas las referencias a la propagación aérea, excepto por un descargo de responsabilidad que explica que las recomendaciones basadas en este modo de transmisión están en revisión. «Estamos volviendo a la versión anterior y revisando ese proceso», dijo Butler. «Fue un fallo de proceso en los CDC».

El CDC también define otras dos formas de propagación. Por un lado, el contacto cercano entre personas. Por otro, señala que las gotas respiratorias también pueden caer sobre superficies y objetos y transferirse al tacto: «Una persona puede contraer covid-19 al tocar la superficie u objeto que tiene el virus y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos. No se cree que la propagación por contacto con superficies sea la forma principal de propagación del virus», aseguran. 

La Organización Mundial de la Salud reconoció hace dos meses --después de una carta publicada por más de doscientos expertos alertando del peligro de la transmisión áerea a través de aerosoles-- esa posibilidad, aunque sigue asegurando que se necesitan más evidencias. La OMS mantiene que el virus «se transmite principalmente a través de contacto directo, indirecto (por objetos o superficies contaminadas) o cercano con personas infectadas a través de las secreciones de boca y nariz».

El profesor de Química de la Universidad de Colorado Boulder, José Luis Jiménez, forma parte de ese grupo de científicos que están poniendo el foco en los aerosoles. «La gente necesita entender que este virus está en el aire y que exhalan 10 veces más virus cuando gritan o hablan en voz alta», asegura. «Todas las rutas de transmisión viral fallarían si habláramos menos, o habláramos más bajo en los espacios públicos», sentencia. 

¿Qué son los aerosoles?

Los aerosoles son partículas que están suspendidas en el aire. Cuando los humanos respiran, hablan, cantan, tosen o estornudan, las gotitas respiratorias emitidas se mezclan en el aire circundante y forman un aerosol. Debido a que las gotas más grandes caen rápidamente al suelo, los aerosoles respiratorios a menudo se describen como formados por gotas más pequeñas de menos de 5 micras. 

Al ser más ligeras, tienen la capacidad para mantenerse en el aire durante varias horas y ser transportadas a distancias mucho mayores de dos metros.

Probamos Radar Covid: «Sin contactos de riesgo identificados»

UXÍA RODRÍGUEZ

Cuanta más gente instale la aplicación, mayor será su eficacia

Es como llevar un rastreador en el bolsillo las 24 horas del día. Uno de los principales objetivos en la lucha contra el covid-19 pasa por conocer lo antes posible los contactos de todos los contagiados, y qué mejor manera que hacerlo a través de un elemento que se ha convertido en una extensión de nosotros mismos. Podemos olvidarnos la cartera o las llaves en casa, pero ¿salir sin nuestro teléfono móvil? Eso nunca.

Desde todos los ámbitos han animado a los ciudadanos a descargarse la aplicación Radar Covid. Según los cálculos del Gobierno, si un 20 % de la población de nuestro país la instalase, se conseguiría frenar la pandemia un 30 %.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

EE. UU. alerta sobre los aerosoles como vía de contagio y se desdice a las 24 horas