«Quiero aprender alemán para darle las gracias a mi donante de médula»

Las donaciones de médula ósea en España crecen a pesar de la pandemia

Azahar se encuentra con su hijo tras abandonar el hospital
Azahar se encuentra con su hijo tras abandonar el hospital

redacción / la voz

Juan Manuel tiene actualmente 40 años. Cuando iba al colegio uno de sus compañeros de clase falleció debido a una leucemia. Aquella fue una experiencia traumática que le marcaría para siempre. «En aquel momento decidí que en el futuro haría lo que fuera para tratar de ayudar a otras personas que sufren esta terrible enfermedad», dice. Los años fueron pasando, pero su promesa se mantuvo intacta, así que de adulto decidió convertirse en donante de médula. «Primero te extraen un poco de sangre que se envía a un banco de información, como una especie de biblioteca. Después toca esperar a que haya un paciente compatible y entonces te vuelven a llamar para preguntarte si sigues interesado en donar médula», apunta. Un trámite que, según confiesa, no supone ningún dolor. «Existen dos métodos para donar. Por medio de un pequeño pinchazo en la médula o con sangre periférica, lo que hice yo. Permaneces unas cuatro horas en una cama y te sacan la sangre por un sitio y te la meten por otro», apunta. «No duele, es peor la espera por que suene el teléfono. A mí, afortunadamente, me acabaron llamando. Cuando se tiene la oportunidad de ayudar a una persona que no conoces de nada para que siga viviendo se experimenta un momento realmente emocionante», señala.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

«Quiero aprender alemán para darle las gracias a mi donante de médula»