Donde menos te lo esperas


El universo es enorme. Carl Sagan solía decir que hay más estrellas en el universo que granos de arena en todas las playas del planeta Tierra. Son muchas, pero puede que haya incluso aún más planetas que estrellas, ya que en algunos sistemas los encontramos por docenas. Las leyes naturales son las mismas en todo el cosmos: de la misma forma que ha surgido la vida aquí en la Tierra puede hacerlo en cualquier otro lugar. No hay nada que lo impida y hay muchos planetas donde pueden darse esas posibilidades. Se trata de una idea muy popular y correctamente compartida por mucha gente.

Pero no es a cientos de años luz ni en una galaxia lejana donde se ha detectado el biomarcador fosfina -una especie de pista de la posible existencia de vida-, es aquí al lado, en Venus, el planeta más cercano a la Tierra. Del otro lado de la órbita, en Marte, también hay una polémica similar: algunos instrumentos han detectado metano, otro marcador que puede ser resultado de actividad biológica, haciendo saltar todas las alarmas. Sabemos que en el pasado Venus y Marte fueron planetas muy parecidos al nuestro, con grandes océanos de agua y condiciones muy similares; así como apareció la vida en la Tierra, pudo haberlo hecho en nuestros planetas vecinos y permanecer latente en las nubes de Venus o en el subsuelo marciano.

En los dos casos las evidencias son suficientemente interesantes para tomarse muy en serio el tema y seguir investigando, pero no para decir que hay vida fuera de la Tierra. Para eso todavía hace falta mucho trabajo. Y en el mejor de los casos estaríamos hablando de apenas microbios.

Durante los próximos años veremos cada vez más noticias como esta y puede -solo puede- que llegue el día en que estemos seguros de que hay vida en nuestros vecinos planetarios. Si es así, significaría que la vida surge con facilidad en el universo -tres de cuatro planetas rocosos en nuestro sistema solar- e indicaría que ahí fuera tiene que haber mucha vida por descubrir. Y no únicamente microbiana, quizás otras civilizaciones como la nuestra con las que poder comunicarse. Pero también es posible que estas pistas sean falsos positivos y nos lleven a un callejón sin salida. En cualquier caso, estemos solos o acompañados, la respuesta es sobrecogedora.

Esta noche Venus será la estrella más brillante del cielo -solo la Luna y el Sol brillarán más que nuestro vecino-. Desde Galicia se podrá ver desde un par de horas antes de la puesta del sol hasta el amanecer sobre el este. Merece la pena salir a verlo.

Borja Tosar es astrofísico y divulgador

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Donde menos te lo esperas