Y después del calor histórico, Paulette

El huracán de categoría 2 será una pieza clave en el movimiento del anticiclón y una borrasca que afectará a la comunidad a lo largo de la semana

En la imagen del satélite se puede apreciar el huracán Paulette
En la imagen del satélite se puede apreciar el huracán Paulette

La configuración atmosférica de los últimos días ha generado un calor de récord en Galicia. El anticiclón sobre Europa y un pequeño sistema de bajas presiones situado al oeste de la Península crearon un corredor de vientos del sureste que desplazó aire cálido procedente del continente africano. Esta circulación del aire no es muy habitual, ya que el viento predominante en una situación anticiclónica es el nordés. El sureste explica por qué las noches fueron ecuatoriales en muchos momentos durante la madrugada del sábado en la costa oeste de la comunidad, con mínimas que no bajaron de los 25 grados y también está detrás del récord histórico alcanzado este pasado domingo en la costa norte de la comunidad, por ejemplo en A Coruña con 35 grados. El aire que entraba por el sureste de Galicia se iba secando y recalentando a medida que ascendía hacia el norte, por ello las máximas en la ciudad herculina y otro puntos del extremo norte se dispararon y superaron a muchos puntos de la mitad sur, algo poco frecuente.

El pronóstico para esta semana que entra no puede ser más dinámico. El primer gran titular es el desplome de las máximas en el norte, de más de diez grados respecto a las cifras del domingo. Regresan además las nubes y las precipitaciones de la mano de una borrasca frente a la costa portuguesa que se mueve de norte a sur.

La incertidumbre sobre su comportamiento y posición final es muy alta debido a la Paulette, el huracán de categoría 2 que está empezando a ascender hacia el norte frente a la costa norteamericana. Los modelos están empezando a mostrar que tomará los vientos del oeste y que empezará poco a poco a desplazarse hacia Europa. En su camino se topará con las altas presiones, que se verán afectadas. El movimiento del anticiclón influirá en última instancia en esa borrasca que se desciende en latitud. En principio parece que a finales de semana se va a situar al suroeste de Portugal y que, desde ahí, producirá inestabilidad en toda la Península. Claro que ahora mismo el escenario se mantiene muy abierto y puede pasar de todo. Todo dependerá de esa interacción entre Paulette, el anticiclón y la borrasca.

Cuatro ciclones

Y mientras tanto, en el Atlántico hay cuatro ciclones nombrados por el Centro Nacional de Huracanes. Además, de Paulette están Rene, Sally y Teddy y un quinto sistema de bajas presiones todavía sin bautizar, pero que tiene pinta de que se transformará en tormenta tropical en las próximas horas. El océano está completamente desatado y Galicia debe estar vigilando. Esta semana no esperamos ningún impacto directo, pero sí indirecto. La atmósfera es un sistema en el que cada pieza cuenta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Y después del calor histórico, Paulette