Pontevedra y Ponteceso se suman a las restricciones, de las que salen gran parte del área de A Coruña y Santa Comba

Se mantienen las limitaciones en Santiago, Ourense, Lugo, Carballo y A Laracha y se suavizan en A Milagrosa (Lugo), Arteixo y algunos barrios de A Coruña

Gente paseando con mascarilla en A Coruña
Gente paseando con mascarilla en A Coruña

Santiago / La Voz

La evolución de la incidencia del coronavirus en Galicia trae nuevos cambios en las restricciones que se aplican en varios puntos de la comunidad para frenar la transmisión. A la vista de los datos, el comité clínico de seguimiento de la epidemia ha decidido establecer limitaciones en los concellos de Pontevedra y Ponteceso, que pasan a estar en la misma situación que Lugo, Santiago, Ourense, Carballo y A Laracha

Estas localidades mantienen las limitaciones impuestas hasta el momento con un salvedad: se incrementa el aforo de las terrazas al 75 % con el objetivo de facilitar que la actividad se desarrolle en espacios abiertos, ya que la transmisión es mucho más sencilla en espacios cerrados.

 

La Xunta, a través de una nota de prensa, también comunica el levantamiento de las restricciones en casi toda el área de A Coruña. En ella solo siguen con limitaciones específicas varios barrios de la ciudad (Agra do Orzán, Ventorrillo, Sagrada Familia, Vioño, Sardiñeira, Os Mallos y Estación). La orden que decreta las restricciones hace limitaciones según calles, por eso el ámbito de aplicación de las medidas puede no coincidir exactamente con un barrio. Las mismas limitaciones estarán vigentes en el término municipal de Arteixo. 

Además, el comité, que ha abordado la situación en las residencias de mayores, con dos brotes de gran amplitud en Outeiro de Rei y O Incio, ha dado el visto bueno a la ampliación a todo el territorio gallego de la obligatoriedad de utilizar mascarilla en los gimnasios, una medida que lleva en vigor una semana en aquellas zonas en las que hay restricciones. 

El juzgado de A Coruña ratifica la limitación del derecho a reunirse

El Contencioso-administrativo considera de «obligada preferencia» el derecho a la vida y respalda las medidas aprobadas por la Xunta

El Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 2 de A Coruña ha ratificado las medidas restrictivas de derechos fundamentales aprobadas por la Xunta el pasado 2 de septiembre en los ayuntamientos de A Coruña, Arteixo, Cambre, Culleredo, Oleiros, Abegondo, Bergondo, Carral y Sada para hacer frente al covid-19. Además, el Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 4 de A Coruña también ha ratificado las medidas de prevención como consecuencia de la evolución de la situación epidemiológica derivada del coronavirus en los ayuntamientos de A Laracha y Carballo. En todos los casos las restricciones limitan el derecho de reunión.

El magistrado que ha dictado los dos autos considera la medida proporcionada. Así, entiende que, «en la obligada ponderación» entre el derecho a la vida y el derecho de reunión, ha de darse «obligada preferencia» al derecho a la vida, «aunque ello imponga una limitada material y temporalmente restricción del derecho de reunión». Además, recuerda que las autoridades sanitarias «pueden intervenir en las actividades públicas y privadas en orden a la protección de la salud de la población y la prevención de enfermedades».

Tras analizar los informes sobre la progresión de los rebrotes en los distintos ayuntamientos afectados, el juez indica que el riesgo «aparece como alto». El magistrado destaca en los dos autos que la medida que afecta al derecho de reunión «aparece, desde luego, como necesaria, al haberse agotado anteriores medidas de intervención de menor incidencia en la libertad y derechos de los ciudadanos». Además, subraya que es «adecuada», atendiendo «a la lógica de los procesos de transmisión, a los informes y al bien jurídico a cuya protección se dirige: la vida».

Más de 300 nuevos positivos y siete muertos en las últimas 24 horas

Los casos activos ascienden a 4.364 y en Lugo ha crecido en casi 120

Sigue la tendencia ascendente en la incidencia del coronavirus en Galicia, que ha registrado 332 positivos en las últimas 24 horas y siete fallecidos, con lo que el balance asciende ya a 671 personas. Además del fallecimiento comunicado a última hora del martes de un residente de O Incio, este miércoles han muerto dos hombres de 81 y 71 años ingresados en los hospitales de Santiago y Lugo -ambos con patologías previas- y dos mujeres, de 89 años y 96 años, ingresadas en las residencias DomusVi de Outeiro de Rei y O Incio.

A última hora de la tarde se informaba de la muerte de tres hombres más de 73, 87 y 81 años ingresados en Lugo, A Coruña y Ourense. Todos tenían patologías previas y el hombre que falleció en el HULA era residente de O Incio. Desde inicios de mayo no se producía un número tan alto de fallecimientos en Galicia en un solo día.

El número de casos activos vuelve a crecer y se sitúa ya en los 4.364. La mayoría se concentran en el área sanitaria de A Coruña, con 1.424 personas enfermas ( 11 más), seguida de Lugo, con 920 casos (119 más al incorporarse los casos positivos de Outeiro de Rei). Pontevedra también sube con 379 (ocho más) y Ferrol con 176 (seis más). Los casos descienden sin embargo en Santiago (tres menos, hasta los 659), Vigo que pasa de 346 a 344 y Ourense, que tiene cinco casos activos menos, un total de 462.

La tasa de hospitalización sigue por debajo del 5 % y hay 206 personas que han requerido ingreso. De ellas, 25 están en unidades de cuidados intensivos. En las últimas 24 horas se han realizado 4.637 pruebas PCR.  

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Pontevedra y Ponteceso se suman a las restricciones, de las que salen gran parte del área de A Coruña y Santa Comba