Siguen las restricciones en Lugo y A Milagrosa se libera de las medidas más drásticas

El aforo en las terrazas pasa del 50 al 75 % y Sanidade da por controlado, aunque no superado, el foco en este barrio lucense

Continúan las restricciones en el municipio de Lugo y en el barrio de A Milagrosa
Continúan las restricciones en el municipio de Lugo y en el barrio de A Milagrosa

Lugo / La Voz

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, anunció el miércoles por la mañana que siguen en pie las restricciones en el municipio de Lugo y que se levantan las medidas más drásticas que se aplicaban en A Milagrosa, que se publicaron en el DOG el 28 de agosto y que entraron en vigor esa misma noche. ¿Por qué? En primer lugar hay que tener en cuenta el número de pacientes hospitalizados, que ha ido en aumento en los últimos días y, por otra parte, el número de positivos que también ha ascendido considerablemente. Es decir, se siguen registrando nuevos casos y rastreando los contactos de los positivos. Aunque Sanidade considera que el brote está acotado, aún está lejos de darse por superado. La incidencia mantuvo una línea ascendente en las últimas semanas y se concentró sobre A Milagrosa, pero los datos permiten ahora que el barrio vuelva al mismo nivel de restricciones que el resto de la ciudad.

Como novedad, el comité clínico de expertos que se reunió este miércoles por la mañana decide elevar del 50 al 75 % los aforos en las terrazas. Sin embargo, todavía no se permiten reuniones de más de 10 personas no convivientes, siguen suspendidas las fiestas y verbenas, el aforo en comercios y locales de restauración sigue al 50 % y las bodas, ceremonias y velatorios tienen un máximo de asistentes. 

Este miércoles el Sergas incorporó a los datos diarios que muestran la incidencia de coronavirus en la provincia los positivos registrados el martes en la residencia de Outeiro. Por ello, sitúa los casos activos en 920 y hay 146 contagios más que el martes. Hay tres personas en uci, 60 pacientes están hospitalizados (dos en A Mariña, dos en Monforte, 17 en el Polusa y el resto en el HULA), 855 personas están en domicilio bajo seguimiento sanitario. Hasta ayer, en la provincia han fallecido 55 personas y el cómputo entre altas y curados es de 1.602, mientras que los casos totales son 2.577.

El brote en Lugo

El brote detectado en el municipio de Lugo con epicentro en el barrio de A Milagrosa registró este miércoles 293 casos activos de coronavirus, 16 menos que el martes. Aunque se detectaron nuevos positivos en las pruebas PCR que se realizaron en lo que va de semana, fue mayor el número de personas que superó la enfermedad.

Como antecedentes, para conocer la evolución de este foco, hay que saber que el Sergas desveló por primera vez la cifra exacta de contagios el viernes de la semana pasada. Había entonces 278 personas que dieron positivo en covid-19 y ayer, la cifra se situó en 309. El día dos de septiembre se registraron 22 positivos; el tres de este mes, 17; el cuatro, 11 y el cinco, 17. Los casos activos subieron escalonadamente y el lunes de esta semana se produjeron 14 contagios nuevos y el martes, 13.

Ramón Ares, gerente del Área Sanitaria de A Mariña, Lugo y Monforte: «La presión es menor que hace unos meses»

Para Ramón Ares, gerente del Área Sanitaria de Lugo, A Mariña y Monforte de Lemos, la provincia pasa por un momento complicado, «aunque la situación parece controlada y estamos haciendo todo lo posible», añade.

Para Ares, el brote registrado en el municipio de Lugo «evoluciona adecuadamente» y va «camino de controlarse». Aún así, cree que es importante seguir haciendo hincapié en las medidas de prevención. «La evolución de casos en Lugo está contenida y no hay transmisión comunitaria. Hasta ahora todos los casos están relacionados con contactos previos que dieron positivo», explica el gerente del HULA, que también cuenta que hay cadenas de transmisión en brotes familiares pequeños o de ámbito laboral pero que «todos los casos están relacionados».

Sobre la presión hospitalaria, Ares admite que esta se ha incrementado en el último mes por el repunte de brotes en la provincia de Lugo. Sin embargo, cree que esta es asumible y que sigue siendo menor que la que hubo en el pico de la pandemia, hace unos meses.

Las cifras de casos activos son mayores porque, en primer lugar, se hacen más test PCR, cuenta Ares, que también explica que ahora se descubren más casos porque hay más capacidad para diagnosticarlos. En segundo lugar, las cifras son altas porque los brotes en O Incio y Outeiro acumulan muchos contagios. Cada día, en la provincia se hacen aproximadamente 600 PCRs, mientras que hace unos meses solo se podían hacer unos 40.

Antecedentes

La situación epidemiológica en la provincia de Lugo empeoró a finales de mes de agosto motivada por los numerosos brotes. El ocho de agosto había 74 casos activos de coronavirus y tres personas estaban hospitalizadas. Un mes después, el día cinco de septiembre, ya eran 36 las personas ingresadas y se detectaban casi 800 contagios. Esta ha sido la evolución y la explicación de por qué no se levantan las restricciones.

1 de marzo

Un focense fue, según las fuentes oficiales, la primera persona que se contagió en la provincia. Llamó al 112 el día 1 de marzo. Tenía fiebre y dolor muscular. El 13 de ese mismo mes, cuatro personas dieron positivo en covid-19 y diez días después, la cifra subía hasta 62. El ascenso fue progresivo durante marzo y abril, aunque desde el Área Sanitaria de Lugo, A Mariña y Monforte de Lemos aseguraron en todo momento que la presión hospitalaria era asumible. En el HULA se habilitó una parte del hospital para pacientes covid-19, se creó una zona de urgencias respiratorias y se planificaron circuitos diferenciados para entrar y salir del hospital.

Abril y la barrera de los 600

En abril, los contagios superaron la barrera de los 600. El día 26, la cifra exacta fue de 662 casos activos en la provincia de Lugo. Sin embargo, cuatro días más tarde, el Sergas cambiaba la forma de comunicar los datos de los contagios y en apenas un día, la cifra de casos activos pasó de 662 a 244. Se incluyeron así los pacientes curados, mientras que hasta entonces solo se hablaba de altas hospitalarias. Es decir, los casos activos son la consecuencia de restar el número de contagios con la cifra de curados y altas. Por eso es posible que las cifras bajen de un día para otro aunque se registren nuevos contagios.

Los casos activos se multiplican por cuatro

El 25 de junio el Sergas comunicaba que en la provincia de Lugo había 27 casos activos y dos personas hospitalizadas. El 5 de agosto, la cifra bajaba hasta 74 y el 21, subía hasta 254. En menos de tres semanas, los casos activos se cuadriplicaron y hace unos días subieron de 800, con 54 personas hospitalizadas.

Lugo tiene en estos momentos las cifras más altas desde que empezó la pandemia de coronavirus. El aumento de casos se debe también a los brotes registrados en la provincia en las últimas semanas. En A Mariña se detectó un foco a finales del mes de junio y más de 250 personas dieron positivo en coronavirus. El brote se dio por superado el 19 de agosto. Se detectaron focos en Vilalba, con el caso cero de una trabajadora de las oficinas de la empresa Lactalis; y en Castro de Rei, tras el contagio de un temporero que trabajaba para la empresa Surexport. Al sur, hay focos en la residencia de O Incio, en el concello de Sarria y en Monforte de Lemos

 

Sanidade da por superado el brote de Monforte después de tres semanas

Carlos Cortés
El cura Xabier Diéguez levanta una mascarilla ante los fieles que acudieron el 15 de agoto a la fiesta del monte Faro
El cura Xabier Diéguez levanta una mascarilla ante los fieles que acudieron el 15 de agoto a la fiesta del monte Faro

Todavía aparecen casos nuevos, pero ya solo uno o dos por día

El brote de coronavirus de Monforte solo sumó tres nuevos contagios este fin de semana. En la Consellería de Sanidade lo dan por controlado y anuncian que ya no harán públicos datos sobre su evolución diaria. En las tres semanas que han pasado desde que se produjo el primer contagio, todavía no ha habido ni un solo día sin casos nuevos, pero la suma se ha ralentizado.

Con los tres casos de este fin de semana, el número de contagios asociados a este brote asciende a 135. Dos tercios de esos casos se registraron durante los primeros catorce días. La situación empeoró muy rápido al principio, pero el confinamiento en sus casas de los primeros afectados y la realización de pruebas diagnósticas a un ritmo que llegó a alcanzar picos de doscientas diarias ayudaron a controlar la situación.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Siguen las restricciones en Lugo y A Milagrosa se libera de las medidas más drásticas