Tirón de orejas de los científicos a la Universidade de Santiago por el uso de la mascarilla

La USC especifica en su protocolo anticovid que los docentes podrán sacarse el cubrebocas para explicar a los alumnos cuando estén a más de tres metros de ellos. Los expertos no comulgan con esta medida

Facultad de Filología de la USC cerrada este curso por coronavirus
Facultad de Filología de la USC cerrada este curso por coronavirus

Redacción

La Universidade de Santiago incluye en su protocolo anticovid un punto que está levantando ampollas entre algunos científicos. Así, la USC indica que se debe utilizar mascarilla en sus instalaciones, pero hace algunas excepciones al uso generalizado del cubrebocas. Entre ellas, la siguiente: «Durante a actividade expositiva, o profesor/a poderá non utilizar máscara. Cando non estea sentado/a, para non utilizar a máscara deberá manter sempre unha distancia mínima de 3 metros respecto da primeira liña de alumnos/as». Es decir, que el docente se podrá retirar el cubrebocas cuando mantenga esa distancia mínima, se supone que para explicar con mayor claridad.  

Sin embargo, distintos científicos, sobre todo aquellos que están insistiendo en la transmisión del coronavirus por aerosoles (es decir, los que indican que el virus no solo se contagia por superficies y por las gotículas de la saliva, sino por el humo que exhalamos al respirar, hablar o gritar), no comulgan con esta excepción e insisten en que, precisamente, cuando alguien está hablando es cuando se hace más necesario llevar la mascarilla en espacios interiores, sin importar que haya una distancia mínima.

«Que los alumnos callados estén con mascarilla y el profesor hablando sin ella es el mundo al revés. Cuando hablamos expulsamos muchos más aerosoles. Por tanto, la persona que habla siempre debería llevar mascarilla, porque además hay ejemplos de contagio a más de ocho metros, la distancia mínima es muy variable, porque depende, sobre todo, de la ventilación. Cuando habla, el profesor debería llevar una mascarilla FFP2, ponérsela muy bien ajustada y no quitársela en ningún momento, sin importar a qué distancia esté», opina David Pino, profesor agregado de Física en Cataluña, que fue uno de los expertos que criticó en sus redes sociales el protocolo de la USC. 

También reaccionó con perplejidad al anuncio de la USC de que el profesor puede quitarse la máscara para hablar el científico gallego del CSIC Antonio Figueras, que indicó lo siguiente: «¡No, no y no! Mascarilla siempre en espacios interiores. Es algo que está harta de decir la ciencia. Y, sobre todo, tiene que llevarla la persona que está hablando, porque es la que está emitiendo más aerosoles. Y no debemos tener miedo a no entendernos, porque en los quirófanos están con mascarillas, hablan entre ellos y se entienden perfectamente», indica. 

José Luis Jiménez, natural de Zaragoza, profesor de Química y Ciencias Ambientales de la Universidad de Colorado y un referente a la hora de hablar de transmisión del coronavirus también reaccionó a ese punto del protocolo de la USC en el que habla de la mascarilla. Fue rotundo: «¡Qué desastre, el mundo al revés!». Jiménez ya abordó en numerosas ocasiones la necesidad de llevar siempre mascarilla en espacios interiores y, en declaraciones recientes  a La Voz, indicó: «Es una fatalidad ver cómo los políticos en una rueda de prensa se quitan la mascarilla para hablar. El ejemplo es nefasto porque el que más necesita la mascarilla es el que habla», remachó. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

Tirón de orejas de los científicos a la Universidade de Santiago por el uso de la mascarilla