¿Y si te toca ser jurado popular en tiempos de covid-19?

La Audiencia en Vigo pide consejo al Tribunal Superior para acomodar a los 11 miembros del tribunal del crimen de Sárdoma


vigo / la voz

Acomodar a los once miembros del jurado popular en el estrado de una sala de juicios es complicado en tiempos del covid-19 porque es difícil guardar las distancias de seguridad. La quinta sección de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo, ha consultado al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) y a la Xunta las medidas a seguir para organizar el juicio por jurado del parricidio de Sárdoma, previsto, inicialmente, para finales de octubre, pero la fecha se ha cambiado.

Los miembros del jurado tendrán que estar juntos durante una semana que dure el juicio y luego también varios días encerrados en un cuarto de la Audiencia para deliberar sobre los hechos y escribir el veredicto. Eso los convierte en un blanco fácil para el covid-19 porque compartirán estrechamente espacios cerrados durante largas jornadas. Además, deberán dormir en hoteles custodiados por la policía y comer en los mismos restaurantes durante los días de la deliberación.

La sala de vistas de la Audiencia es la mayor que tiene Vigo, por lo que no se podrá trasladar a un espacio con mayor superficie. Además, la Audiencia necesita disponer de todos sus equipos de grabación en vídeo y aparatos multimedia para escanear escritos y documentos o mantener videoconferencias con los testigos.

Una de las posibilidades que se barajó fue trasladar el juicio a una sala de Pontevedra, que son más amplias que las de Vigo.

Los miembros del jurado ocupan habitualmente dos filas de pupitres en la sala. Están sentados juntos pero, debido a las medidas de seguridad del covid-19, tendrán que guardar una distancia mínima de seguridad de metro y medio. Eso obligaría a poner dos filas más de mesas y sillas en el estrado, ocupando gran parte del espacio en el que declaran los testigos.

La presencia de público también se ha reducido en los últimos juicios y solo pueden estar sentadas dos o tres personas por fila de bancos.

De momento, la Audiencia no sabe qué solución adoptar para organizar la disposición del jurado y está a la espera de que el TSXG y la Xunta le indiquen los pasos a seguir.

Una de las posibilidades que se descartó fue la de trasladar el juicio a un pabellón deportivo o algún auditorio público porque necesitan disponer de todo su equipo de grabación de la vista.

La selección del jurado va muy avanzada. La Audiencia hizo el sorteo y la selección en julio, luego examinó las excusas de los candidatos, muchos de los cuales pidieron ser eximidos por razón de su edad o por enfermedad. Los 30 restantes han recibido en sus casas un cuestionario con preguntas que ayudarán a los abogados y al fiscal a cribar a los candidatos y recusar a aquellos que muestren un perfil más hostil o favorable al acusado. Finalmente, en las horas previas al inicio del juicio tendrán que ser elegidos nueve miembros del jurado que serán titulares y otros dos suplentes.

El juicio del parricidio de Sárdoma dirime la acusación contra un vecino de dicha parroquia acusado de asesinar con un objeto punzante a su padre, con el presumiblemente tenía una enemistad. Ocurrió dos días después de la Navidad del 2018 y el supuesto autor trasladó el cadáver hasta un descampado, donde lo tapó con ramas y plásticos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Y si te toca ser jurado popular en tiempos de covid-19?