¿Cómo evitar contagiarse? La regla de las «tres C» de la OMS que se suma a las «tres M»

La Organización Mundial de la Salud insiste en evitar espacios cerrados, lugares concurridos y contactos cercanos


redacción

Agosto ha terminado con los casos de covid-19 al alza en toda España. Una media de 5.000 casos diarios en el conjunto del país y con más de 300 nuevos contagios cada 24 horas en Galicia. Con la vuelta al colegio en el punto de mira, las llamadas a seguir estrictamente las recomendaciones y medidas de seguridad se multiplican. 

La Organización Mundial de la Salud ha insistido en la importancia de evitar las denominadas «tres C»: espacios cerrados, lugares concurridos y contactos cercanos. El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus recordó ayer que para evitar contagiarse del nuevo coronavirus es necesario mantener una distancia de, al menos, un metro de distancia con los demás, lavarse las manos con regularidad y utilizar mascarillas. «Son cosas esenciales sobre las que todos los países, comunidades y personas se deben enfocar para controlar la transmisión del covid-19», dijo, para subrayar también la necesidad de evitar acudir a lugares muy concurridos como, por ejemplo, eventos deportivos, discotecas o lugares de culto.

Los espacios cerrados preocupan de cara al otoño-invierno. El contagio por aerosoles es la vía más desconocida hasta ahora, pero cada vez hay más evidencias de que el aire que expulsamos al respirar y sobre todo al hablar -y mucho más al gritar o cantar- también transmite el coronavirus. Para entender esta forma de contagio se pone el símil del humo de un cigarrillo, que no se va al suelo y que lo inhala más una persona que está al lado que alguien que permanece al otro lado de una habitación. La transmisión por aerosoles es mucho más significativa en espacios interiores. Y el consejo para detenerla es la ventilación. En casa, recomiendan abrir ventanas y en espacios cerrados con aire acondicionado proponen que al menos un 25% se tome de fuera y no recircule.

En este sentido, el director general de la OMS avisó de la «mayoría» de las personas siguen siendo susceptibles de contagiarse del nuevo coronavirus y de que el virus puede ser mortal en «todas las edades». Así, instó a la población y a los países a proteger a las personas más vulnerables porque, sólo de esta forma, se podrán salvar vidas, evitar que los pacientes evolucionen gravemente y aliviar la presión sobre los sistemas sanitarios.

La regla de las «tres M»

«Es importante reducir el número de personas con las que quedas. En las reuniones con amigos o familia, apuesta por las 3 M: manos que hay que lavar, mascarilla, 1,5 metros de distancia», recuerda el Ministerio de Sanidad recurrentemente en su cuenta de Twitter. 

Son tres sencillos actos, que evitan mucho contagios. La mascarilla es en España obligatoria en prácticamente todos los contextos al igual que la distancia de seguridad. Según la OMS, el 25% de las infecciones respiratorias se puede evitar solo con este hábito. Lavarse las manos solo con agua no es suficiente. Hay que utilizar jabón o una solución hidroalcohólica. El lavado debe durar, como mínimo, 20 segundo y hasta aproximadamente 1 minuto. Es importante el secado: con una toalla de algodón limpia si estamos en un sitio de confianza y con papel o secador si es un lugar público. 

Pedro Sánchez dice que los españoles se relajaron con las medidas anticovid y descarta un estado de alarma en todo el país

La Voz / Agencias
REUTERS

Casado critica «la cobardía» del presidente por «echar la culpa» del aumento de contagios a los ciudadanos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha destacado este martes que el aumento de los casos de coronavirus este verano está relacionados con un «relajamiento por parte de la ciudadanía de los niveles de protección y emergencia sanitaria» y también ha afirmado que «preocupa el estado de la salud pública y de la evolución de la epidemia en Madrid». En una entrevista en la Cadena Ser, recogida por la agencia Europa Press, Sánchez se ha remitido a «lo obvio», que los seres humanos son los que actúan «como muros o como vectores de la propagación del virus» y que en las primera semanas después del estado de alarma hubo casos entre los trabajadores del campo (el colectivo de temporeros) y el ocio nocturno.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

¿Cómo evitar contagiarse? La regla de las «tres C» de la OMS que se suma a las «tres M»